Las doctoras saben lo que funciona, ¡y no son las pautas!

Nutricionista

Un nuevo estudio publicado en Obesity Medicine demuestra que la frase del latín “Médico, cúrate a ti mismo” puede conllevar que se ignoren las pautas habituales. Los investigadores realizaron una encuesta por Internet a doctoras sobre qué estrategias para bajar de peso usaron para ellas mismas y qué recomendaron a sus pacientes.

¿Se ciñeron al consejo de seguir una dieta baja en grasas, reducir las calorías y comer varias comidas pequeñas durante el día?

Ni mucho menos.

El 72 % de las personas mencionó el ayuno intermitente (de entre 14 y 24 horas) como su estrategia para bajar de peso, el 46 % usó una dieta cetogénica y el 26 % una dieta baja en carbohidratos con restricción de calorías. Ninguna otra estrategia llegó al 15% de las respuestas.

Cabe destacar que las recomendaciones que hicieron a sus pacientes fueron diferentes de sus propias decisiones. Aunque siguieron recomendando el ayuno intermitente, las dietas cetogénicas y las dietas bajas en carbohidratos con restricción de calorías, los porcentajes cayeron aproximadamente al 30 %, 35 % y 40 %. Usaron con mucha más frecuencia la dieta mediterránea, programas de pérdida de peso comerciales, la dieta Dash y el programa de prevención de diabetes con sus pacientes que con ellas mismas. Eso podría deberse a que existiera una diferencia entre su salud y la de sus pacientes —por ejemplo, que sus pacientes tuvieran diabetes o hipertensión— o a reticencias para recomendar a sus pacientes intervenciones que pueden ser consideradas “alternativas” o que van en contra de las pautas médicas.

Sin embargo, todos deberíamos darnos cuenta de que la restricción de carbohidratos no es algo alternativo y no contradice las recomendaciones de las principales sociedades médicas. La Asociación Estadounidense de la Diabetes reconoce la restricción de carbohidratos como la intervención alimentaria más efectiva para controlar la glucemia y la Sociedad de Medicina para la Obesidad la incluye como parte de su exhaustivo algoritmo de tratamiento.

Sin embargo, otras pautas médicas siguen promoviendo el enfoque de “comer menos, moverse más y consumir pocas grasas”. Teniendo en cuenta esta encuesta con las doctoras, parece que esto tiene los días contados. Estas estrategias no funcionan, ha llegado el momento de instaurar las “nuevas” (no son nuevas, pero quizás su popularidad en la medicina haya ganado popularidad recientemente) estrategias de ayuno intermitente y restricción de carbohidratos como terapias de primera línea para bajar de peso en la mayoría de pacientes.

¿Quieres empezar una dieta baja en carbohidratos? Puedes usar nuestra guía inicial. O, si eres un médico y quieres implementar la restricción terapéutica de carbohidratos con sus pacientes, puedes consultar nuestra guía para médicos.

Las tornas están cambiando, y los médicos pueden abrir el camino. Lo que es bueno para nosotros es bueno para nuestros pacientes.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Más

Artículo: El gobierno de EE. UU. no tiene interés en una nutrición óptima

La crisis de salud actual y las pautas de alimentación de Canadá

Un comentario

  1. Leonidas Collado
    Muy buena information

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores