La dieta cetogénica: sintiéndose mejor que nunca a los 40

Amy

Cuando Amy iba a cumplir 40 años, pesaba más que nunca. Estaba deprimida, tenía dolor de cadera y espalda y terribles ciclos menstruales. Después de haber probado todo tipo de dieta posible sin resultados, una amiga le habló sobre la dieta cetogenica, y su vida cambió.

¡Sigue leyendo para descubrir esta increíble historia de éxito!

Recibí estas fotos del antes y después de una amiga anoche, ya que ella apenas podía creerse los cambios que hice en exactamente un año. Comencé mi viaje en febrero de 2017 y no tomé ninguna foto del “antes”, no solo porque no pudiera soportar verme en el espejo, sino también porque no creía que fuera a continuar el suficiente tiempo como que para tomar una foto del “después” mereciera la pena.

Cumplí 39 años en febrero de 2017 y pesaba más que nunca. Estaba muy deprimida, cansada, sufría de ataques de pánico y ansiedad y vivía en modo automático, de forma mecánica. Seguía teniendo que comprar ropa más grande y cuando no estaba trabajando, me pasaba la vida durmiendo. No tenía motivación, ni dedicación y estaba a punto de conformarme con tener sobrepeso y ser infeliz. Tenía dolor crónico de cadera y lumbago que me llevaba a la oficina del quiropráctico al menos una vez al mes. Tenía terribles ciclos menstruales que me causaban una anemia muy fuerte y tuve que comenzar a tomar una megadosis de hierro todos los días.

Sin embargo, cuando estaba llamando a la puerta de los 40, se encendió una pequeña chispa en mí. En mi 39 cumpleaños, fui al gimnasio que mi mejor amiga había comprado el mes anterior y comencé una búsqueda a ciegas de un mejor estado físico. No tenía ningún plan, ningún objetivo, pero pensé que si comenzaba a ejercitarme hasta el punto de que me doliera todos los días, me convertiría de forma mágica en una persona más sana. Estaba muy equivocada. Decidí que iba a ser corredora e iba alternar cardio con las pesas. Un mes después de dedicarme al gimnasio todos los días, tenía unos calambres en las espinillas tan fuertes que el dolor me ponía físicamente enferma. Tenía un dolor tan grande en el hombro izquierdo debido a una forma inadecuada al hacer pesas y a levantar demasiado peso que apenas podía dormir. Después de este duro trabajo y sin hacer cambios en la dieta, no perdí ni un kilo en un mes. Estaba muy desanimada. Pasé de correr en la cinta a usar la elíptica y comencé a entrenar con mi mejor amiga, que también es entrenadora. Cambiar el cardio y aprender la forma adecuada para levantar pesas sin duda ayudó, y perdí alrededor de 2,5 kg (5 lb), que es lo que pesaba en esta imagen del “antes” en junio de 2017.

Avancemos hasta octubre de 2017. Mi mejor amiga había estado viviendo en cetosis durante dos años y me dio información para investigar después de que yo le expresara mi frustración por mi incapacidad para perder peso. El domingo 8 de octubre de 2017 fue el primer día de mi prueba de dos semanas con el plan de comidas de dos semanas de Diet Doctor. Aquí es cuando todo cambió y comencé a recuperar mi vida. Perdí 3 kg (7 lb) al final de la primera semana y 2,5 kg (6 lb) al final de la segunda semana. ¡Estaba absolutamente motivada y con ganas de más! ¡Me encantaban las comidas que cocinaba y no extrañaba el azúcar! El día que comencé con el estilo de vida keto, dejé el azúcar de golpe.

Solo había un problema: no tenía resistencia para hacer cardio y no podía hacer más de diez minutos en la elíptica. No podía levantar peso y sentía que había perdido toda la fuerza. Durante las primeras tres semanas de keto, simplemente no podía hacer pesas. ¡No podía entender qué estaba sucediendo! Dormía mejor por la noche, pensaba de forma mucho más clara y era mucho más eficiente en el trabajo, pero no podía mantener el ritmo en el gimnasio. Leí sobre la gripe keto y los cambios que puedes sentir durante la transición de la energía de los carbohidratos a la energía de la grasa y me comprometí a seguir haciéndola, asegurándome de beber MUCHA agua y de tomar muchas sales minerales. Abandoné la rutina de ejercicios cardiovasculares y pesas y comencé a tomar clases de yoga dos veces a la semana, y me enamoré completamente del yoga. Sorprendentemente, ¡seguí perdiendo un kilo a la semana SIN el tiempo en el gimnasio! En noviembre de 2017 volví a hacer un poco de cardio y pesas, y sorpresa, mi energía había vuelto. No solo volvió, sino que tenía incluso más que antes. Había superado esa barrera y me sentía increíble.

Con la ayuda de mi amiga y su gimnasio, comencé mi certificación de instructora de yoga en diciembre de 2017 y me acreditaron para poder enseñarlo en marzo de 2018. Ahora el yoga es el único entrenamiento que hago de forma regular a parte de pasear a mis perros todos los días. No he levantado pesas, ni he hecho esos insoportables 30-45 minutos de elíptica desde diciembre. Solo yoga, caminar y keto. He perdido un total de 30 kg (30 lb) desde mi peso más alto. Peso lo que pesaba a los 19 años y cumplí 40 hace cuatro meses. Sin embargo, la pérdida de peso no es mi mayor logro con la dieta cetogénica. Mi premio es que no he tenido que ver al quiropráctico desde octubre de 2017. ¡Tengo CERO dolor de cadera o de espalda baja! Ya no soy anémica y ya no tomo esas desagradables pastillas de hierro. No he tenido ni un solo ataque de pánico y aparte de algún mal día que todos tenemos de vez en cuando, ¡no tengo sentimientos de depresión! Ya no me echo siestas porque simplemente no necesito el sueño que solía necesitar. Me siento mejor que NUNCA en mi vida. Siento todos los días optimista y prometedores.

Estoy muy agradecida por encontrar Diet Doctor y por toda la información y lo que me enseñó para dar este salto de fe y volver a mi verdadero yo. Soy la PRUEBA de lo que un estilo de vida cetogénico puede hacer para el cuerpo, mente y espíritu.

Comentario

¡Qué historia tan inspiradora! Gracias por compartirlo con nosotros, Amy, y ¡felicitaciones por tu éxito!

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Amy? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • La conductora mexicana baja en carbohidratos
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Historias de Low Carb USA: Pedro Grez
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: “Después de solo un mes, TODOS los síntomas se corrigieron”

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Alma
    Hola a todos los de este grupo mi nombre es Alma y estado probando esta directa hace un mes una semana , primero yo estava contenta por que empecé a perder peso , pero derrepente e empezado a subir las libras que abia perdido al principio de la dieta .. así que me ciento su súper decepcionada con ganas de dejar esto que me tiene súper deprimida!!

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores