La dieta cetogénica: “Me volví libre y hermosa”

Jean

¿Quieres saber cómo mantener tu peso ideal de forma estable durante décadas? Jean, una verdadera luchadora, comparte cómo consiguió hacerlo, incluso cuando atravesaba tiempos difíciles:

Me llamo Jean. Tengo 73 años y estoy jubilada, vivo en The Villages, Florida.

Tengo un hermano gemelo y mi peso al nacer fue de 1,8 kg (4 lb). Cuando crecí, me convertí en una niña obesa y era muy desdichada. Mi hermano gemelo tenía un peso normal, pero yo tenía sobrepeso. No me parecía a los otros niños. Ellos se burlaban de mí y no podía comprar ropa bonita porque entonces no tenían una talla que me valiera. A los 25 años, pesaba 110 kg (220 lb). Recuerdo ir a la playa con los amigos. Mi madre me hizo un hermoso bañador. Amaba la playa pero podía ver cómo la gente me miraba. Entonces, un par de hombres pasaron caminando y me llamaron gordita. Me dolió tanto que lloré durante todo el camino a casa. Ese fue el punto de inflexión.

No estoy segura de cómo descubrí la dieta baja en carbohidratos. Lo que sabía era que comía la misma cantidad que mi familia y yo estaba gorda. No recuerdo si ya existía Atkins por entonces, pero me acuerdo de hablar con mi madre y decidir que debía de ser por toda la pasta y el pan que comíamos (debido a nuestra ascendencia italiana). E incluso comíamos postres todas las noches después de la cena. Así que, este era mi menú diario durante todo el año: avena para el desayuno, bistec, ejotes y champiñones para el almuerzo y la cena. Los kilos empezaron a desaparecer, así que está claro que eso había sido el culpable. Pasé de una talla 22 a una talla 8-10. Me liberé y me volví hermosa.

Al final de ese año, pesaba 63 kg (140 lb). Mantuve la pérdida de peso hasta que dejé de fumar y gané 14 kg (30 lb). Logré perderlo después de un año y volví a 63 kg. El peso se mantuvo con la dieta baja en carbohidratos. Luego tuve cáncer de mama a los 41 años y tuve que someterme a quimioterapia, lo que me hizo ganar 11 kg (25 lb).

Después de terminar el tratamiento, perdí el peso. Bajé a 63 kg. ¡Toma!

Me han hecho algunas cirugías por el camino. Pero nunca recuperé el peso. No como azúcar ni pan, y cuando lo hago, parece que el peso vuelve. Mantenerme esbelta y saludable ha sido mi principal objetivo en la vida.

He tenido una gran carrera y sentir que me veo bien y comer bien me ha ayudado. Siempre me vestí bien y entrené durante años. No bebía alcohol ni volví a fumar.

Mi vida ahora es espectacular. Tengo una talla 10 con 73 años. Trabajé en un gimnasio durante 20 años y todavía monto en bicicleta reclinada 8 kilómetros por día. Como dije antes, he ganado peso dos veces en mi vida. Una vez cuando dejé de fumar y otra cuando tuve cáncer, seguido de un año de quimioterapia.

Nunca ayuno. Sigo manteniendo el peso con una dieta baja en carbohidratos, pero he añadido frutas, aunque no las que tienen un alto contenido de azúcar. Nunca como postres. Simplemente no existen en mi mundo. También creo que el azúcar no es bueno para nadie y es mejor que los pacientes con cáncer se mantengan alejados de él. Mi cáncer reapareció a los 63 años, pero piensan que fue por haber recibido radiación en el seno derecho. Me hicieron una mastectomía a esa edad. No más problemas.

Mi mayor desafío fue aprender que la comida no era lo único en la vida. Empecé a verlo de forma diferente, y cuando finalmente pude comprar ropa bonita y que me quedaba bien, eso me hizo continuar. Me encanta lucir bien y me he enorgullecido de eso toda mi vida. Me amo mí misma, a los perros y la música. La comida es solo una forma de mantener mi cuerpo nutrido.

En términos de lo que desearía haber sabido, bueno, francamente, desearía que mi familia tratara de ayudarme más. Mi padre y mi madre me amaban sin importar lo que pesara. Pero no era igual con el resto del mundo. He vuelto a los encuentros de la clase de quinto curso durante toda mi vida y la gente se queda atónita por mi logro. La mayoría de ellos son obesos ahora, como el otro 2/3 de la población. Los niños y las personas pueden ser crueles. Pero nadie, ni nada, ha roto mi ánimo.

Mis mejores deseos,
Jean

Comentario

¡Gracias, Jean, por compartir tus muy útiles conocimientos y felicitaciones por tu éxito!

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Jean? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: “Después de solo un mes, TODOS los síntomas se corrigieron”
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores