La dieta cetogénica: “Con 55 años estoy en mejor forma que cuando tenía 30”

asparagus-2169305_1920

Paulette está celebrando dos años de la dieta keto. Ha perdido 18 kg (40 lb) y se siente genial. Lee su historia, realmente inspiradora:

Hola, Dr. Eenfeldt:

FullSizeRender-2-172×300A medida que se aproxima el aniversario de mi ajuste de cuentas hace dos años, sentí realmente que quería escribir y compartir mi historia con los demás. En diciembre de 2015 estaba más obesa que nunca. Había tenido problemas con el peso, no en gran medida, pero llevaba pesando más de lo que deseaba varios años. Perdí peso con Weight Watchers (WW) un par de veces y otras tuve algo de éxito al eliminar todo el alcohol y restringir las calorías. Siempre he sido muy activa. Soy nadadora, voy a la piscina 4-5 veces a la semana y nado al menos 1.000 metros cada vez. También hice viajes de natación de larga distancia donde nadé hasta 5 km al día. No conduzco y ando en bicicleta siempre, menos en los meses con más hielo, frío y nieve. Me gusta cocinar para mi familia y comía lo que consideraba refrigerios y comidas saludables: licuados de fruta hechos con mangos y plátanos congelados pero sin endulzantes adicionales, pasta de arroz integral con salsa casera, arroz salvaje, puré de papas con pollo, hummus casero, etc. Prácticamente sin comida chatarra: las papas fritas, dulces o gaseosas nunca han estado en nuestra casa.

Sin embargo, a pesar de todo esto, con cincuenta y tantos años estaba ganando más peso. El 28 de diciembre de 2015 pisé la balanza en la piscina y me sorprendió que midiendo menos de 168 cm (5 ‘5 “) pesara más de 77 kg (170 lb). La ropa era incómoda y me daba vergüenza cambiarme delante de mi esposo. Había perdido mi cintura, tenía grasa en la espalda y sentía que me había vuelto poco atractiva, desaliñada y rolliza. Afortunadamente, no tenía otros verdaderos problemas de salud como prediabetes: solo estaba engordando y no entendía por qué. No quería pensar que fuera una causa inevitable de la menopausia y que engordaría sin fin. Estaba desesperada y pensé que tendría que volver a hacer WW. No quería hacerlo: pagar, ir a las reuniones, medir y contar puntos, tener hambre, etc.

Tuve la excelente fortuna de leer un artículo de un periódico sobre el Dr. Jason Fung y la dieta baja en carbohidratos en enero de 2016. El enfoque bajo en carbohidratos y alto en grasas parecía ilógico, pero también parecía tener algo de sentido. No tenía nada que perder aparte del peso, así que decidí probarlo. Leí su blog y vi sus videos de Youtube con fascinación. Encontré el sitio de Diet Doctor y descargué el plan de comidas inicial gratuito. Los resultados fueron absolutamente milagrosos. Me encanta la crema en el café, así que me pasé al café bien cargado y delicioso. Nunca me gustó desayunar, por lo que dejé de intentar comer algo a la fuerza antes de nadar por la mañana. Eliminé por completo los licuados de frutas y los sustituí por yogur alto en grasa, una pequeña porción de bayas y nueces para después de nadar, ¡delicioso! Dejé las papas, el arroz y la pasta. Disfrutaba de huevos, mantequilla, queso alto en grasa, salchichas, bistec, aderezos de buena calidad y altos en grasa para ensaladas, nueces, etc.. No tenía hambre. Nunca me gustaron mucho ni el pan ni la repostería, así que no tuve ningún problema por dejarlos. ¡Pensé que era golosa, pero según parece No lo soy! Tan pronto como empecé a comer bajo en carbohidratos y alto en grasas, dejé de querer dulces. Aprendí nuevas recetas del sitio de Diet Doctor y comencé a experimentar con coliflor, raíz de apio, etc. Todo lo que comía era bueno y me llenaba, solo tuve que tener cuidado de planificar las comidas y llevarme la comida cuando estaba fuera de casa si era necesario. Descubrí que también podía estar largos periodos de tiempo (12-14 horas) sin comer con bastante facilidad, así que de forma natural puse en práctica un “intervalo de comida” más corto cada día.

El peso desapareció. En cuestión de meses perdí 14 kg (30 lb). El diario que guardé está lleno de notas como “Increíble”, “Guau, estoy tan feliz”, “Compré jeans nuevos”, “Me encanta mi figura”, “No puedo creer que sea tan bueno y fácil”. Ahora peso 18 kg (40 lb) menos que ese fatídico día en el vestuario hace dos años y no ha sido ningún problema mantenerlo. Acabo de pasar tres meses en Europa y pude evitar fácilmente el pan y la repostería de Francia, el arroz con pulpo y las tartas de crema de Portugal y los dulces vinos de Oporto y Madeira… y comí sumamente bien. No gané nada de peso y solo me pesé dos veces mientras estaba fuera. Sin obsesionarme, solo escuchando a mi cuerpo. Con 55 años estoy en mejor forma que cuando tenía 30, no solo físicamente, sino también mentalmente porque no tengo miedo a ganar peso de nuevo. Por primera vez en décadas, estoy al mando. Esto es un estilo de vida y un compromiso de por vida que no toma ningún esfuerzo mantener.

Gracias a todos los valientes profesionales (Dr. Fung, Dr. Eenfeldt, Dr. Noakes, Dr. Malhotra y otros) que luchan contra el sistema médico y dietético para hacer correr la voz acerca de la dieta baja en carbohidratos. Todos hemos recibido malos consejos dietéticos durante demasiado tiempo. Me entristece que los consejos convencionales sean tan perjudiciales para la salud y hagan que la gente se sienta como floja y fracasada. Ahora tengo muchas ganas difundir el mensaje y ayudar a otros.

Paulette B.

Comentarios

¡Felicitaciones, Paulette! Gracias por compartir tu éxito, ¡es inspirador leerte!

Comenzar

¿Quieres hacer lo que Paulette ha hecho? ¡Inscríbete para asumir nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica gratuita o sigue nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Ayuno intermitente para principiantes

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • Cómo me convertí en una doctora que revierte la diabetes de tipo 2 con bajos carbohidratos
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • La dieta cetogénica: "Me volví libre y hermosa"

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores