Política de Diet Doctor para las guías basadas en evidencias

Nuestras guías basadas en evidencias están respaldadas por las mejores evidencias científicas disponibles en la actualidad. En los párrafos hay referencias que respaldan cada una de las afirmaciones o recomendaciones clave sobre diagnósticos, tratamientos o pronósticos. Para verlas, puedes hacer clic en el símbolo gris de nota.1

Las guías son revisadas y contrastadas por médicos expertos en los temas específicos.

Clasificamos la calidad de las evidencias según una política específica en la que las revisiones sistemáticas de ensayos clínicos aleatorizados son el nivel más alto, seguidas de los ensayos clínicos aleatorizados. Las evidencias observacionales basadas en correlaciones débiles están clasificadas en una posición muy baja, ya que es muy probable que sean aleatorias y erróneas.2

El lenguaje en las guías tiene que reflejar la calidad de la evidencia que respalda una afirmación. Debemos dejar totalmente claro si una afirmación carece de evidencias científicas sólidas y está basada principalmente en un fundamento débil, como pueden ser opiniones, experiencias clínicas o personales. El lenguaje usado debe dejar clara la solidez de una recomendación.

Las guías deben mostrar claramente a qué público están dirigidas (p. ej. adultos con diabetes de tipo 2, adultos con obesidad, etc.) y a quiénes les concierne la evidencia.

Controversias

Nuestras guías no pueden contener ninguna afirmación que contradiga los datos científicos. Si hay un tema que es actualmente controvertido sobre el que la mayoría de expertos sigue teniendo una opinión distinta a lo que recomendamos, la guía debe incluir una nota aclaratoria en la que se hable de ello.

La nota aclaratoria debe exponer el fundamento científico que nos hace discrepar, aportar referencias y exponer las posibles fortalezas y debilidades de la evidencia principal respecto a las distintas posturas.

Actualizaciones

Nuestras guías basadas en evidencias se actualizan al menos una vez al año para incorporar y mencionar los datos científicos más recientes sobre el tema. Seleccionamos los datos científicos con una búsqueda en la literatura médica acerca del tema central y manteniéndonos al día sobre los principales estudios nuevos sobre la materia.

Prestamos especial atención a actualizar con frecuencia los temas más controvertidos, y decidimos si la nueva información conlleva que debamos actualizar o cambiar nuestro punto de vista de algún modo. Anunciamos las actualizaciones importantes de las guías para que los visitantes puedan saber y ver qué incluyen.

Sesgos

Para evitar los sesgos todo lo posible no hay publicidad, no vendemos productos y no recibimos dinero de la industria. Todos los autores de las guías basadas en evidencias tienen que dejarlo patente declarando los posibles conflictos de intereses y actualizándolos al menos una vez al año. Esta declaración debe ser fácil de encontrar en la página del autor a la que se accede haciendo clic en su nombre.

Debido a que nuestro sitio web y nuestra membresía opcional se centran principalmente en las dietas bajas en carbohidratos, puede que tengamos un sesgo en favor de ellas. Hasta cierto punto, las guías manifestarán la perspectiva de los autores, ya que es difícil conseguir una objetividad total. Para limitar el sesgo, prestamos especial atención a asegurarnos de que incluimos información sobre posibles peligros, efectos secundarios y aspectos negativos de las dietas bajas en carbohidratos en nuestras guías, y a que no exageremos los beneficios o las evidencias al margen de lo que está respaldado por la ciencia.

En el mismo orden de cosas, debemos tener muy presente que ningún tratamiento funciona para todo y, desde luego, no por sí solo. Debemos mencionar si hay otros factores importantes o tratamientos aparte de la alimentación baja en carbohidratos, incluso en un campo en el que comer bajo en carbohidratos pueda ser efectivo (p. ej. para bajar de peso).

Para reducir los errores ocasionados por sesgos introducidos de forma no consciente, tratamos de escuchar la opinión de expertos e intentar aprovechar sus opiniones para que nuestro conocimiento y nuestras guías mejoren.

Valores

Aunque basamos las guías en evidencias científicas, la ciencia no puede responder a todas las preguntas, especialmente en el caso de una ciencia tan imperfecta como la ciencia nutricional.3 También existe la duda de qué hacer con el conocimiento que tenemos, y para responderla es con frecuencia necesario recurrir a los valores.

En Diet Doctor nos guiamos por nuestros valores centrales (en inglés).4 Aspiramos a que nuestras guías sean de utilidad práctica, confiables, inspiradoras, sencillas y empoderantes. Intentamos potenciar la posibilidad de beneficiarse a la vez que minimizamos el riesgo de sufrir perjuicios.

Para la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades crónicas y el fomento del bienestar, intentamos hacer hincapié en intervenciones de estilo de vida que probablemente sean efectivas y que cuenten con una larga historia evolutiva (como alimentos naturales tradicionales, ayuno, ejercicio y descanso) como tratamientos de primera línea.56

No obstante, siempre que los medicamentos o la cirugía sean claramente la mejor opción, como es el caso de muchas enfermedades graves como el cáncer, lo indicaremos claramente. También intentamos mostrar de forma clara los casos en los que los medicamentos son un complemento importante a las intervenciones de estilo de vida.

Últimas palabras

Por último, queremos indicar que la información que proporcionamos en DietDoctor.com no pretende en absoluto sustituir la consulta con un profesional médico. Descargo de responsabilidades

Si encuentras ejemplos de una calidad inferior a nuestras altas normas de calidad que describimos en estas directrices, por favor, háznoslo saber en un correo electrónico a maria.colell@dietdoctor.com. Agradecemos tu opinión, ya que siempre nos esforzamos por mejorar y ser el sitio web sobre salud más confiable en Internet para consultar información precisa y veraz sobre salud.

El objetivo principal es que nuestras guías basadas en evidencias sean las mejores del mundo sobre el tema. Esto exige que se pueda confiar en ellas desde una perspectiva científica, sean fáciles de entender, prácticas e inspiradoras.

 

Más

La política de Diet Doctor para evaluar la evidencia científica

La ciencia de las dietas bajas en carbos y cetogénica

La búsqueda de recomendaciones “basadas en evidencias”

Comentarios

¿Tienes algún comentario, queja o quieres recomendar un cambio o añadido a nuestras directrices? No dudes en enviarnos un correo electrónico con tus sugerencias a maria.colell@dietdoctor.com.

  1. Sí, como este. A veces también se pueden encontrar las referencias directamente en el texto.

  2. Advances in Nutrition 2018: Limitar la dependencia de estudios no aleatorizados y mejorar los estudios en la investigaciones sobre nutrición personas: por qué y cómo

    JAMA 2018: El desafío de modificar las investigaciones epidemiológicas nutricionales

    PLoS Medicine 2005: Por qué la mayoría de las conclusiones de las investigaciones son erróneas

  3. Advances in Nutrition 2018: Limitar la dependencia de estudios no aleatorizados y mejorar los estudios en la investigaciones sobre nutrición personas: por qué y cómo

    JAMA 2018: El desafío de modificar las investigaciones epidemiológicas nutricionales

    PLoS Medicine 2005: Por qué la mayoría de las conclusiones de las investigaciones son erróneas

  4. Los valores de Diet Doctor

  5. ¿Qué son los alimentos tradicionales? Intentamos centrarnos en alimentos que nuestros ancestros humanos han comido durante mucho tiempo. Alimentos con una historia que se remonte miles de años o, preferiblemente, cientos de miles de años. También intentamos centrarnos en alimentos que sean fáciles de incorporar a una dieta que sea completa nutricionalmente.

  6. Nos centramos principalmente en cambios de estilo de vida en vez de en medicamentos, intervenciones quirúrgicas u otros tratamientos nuevos y experimentales. Lo hacemos así porque creemos que normalmente es más probable que las intervenciones de estilo de vida causen mejoras a largo plazo para la salud y el bienestar, y menos probable que haya efectos secundarios inesperados debido a los principios evolutivos.

    Además, por lo general hay menos incentivos financieros en la promoción de intervenciones efectivas de estilo de vida, y por ello hay escasez de información bien elaborada en Internet, algo que nos permite tener un mayor efecto positivo.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por