La búsqueda de recomendaciones “basadas en evidencias”

Fake news

Basado en evidencias.

El término se usa como si fuera un sello único y definitivo de autoridad. Cuando escuchamos que algo está basado en evidencias, infunde cierta sensación de precisión, veracidad y confiabilidad. Pero, ¿está justificado?

Como hemos mencionado antes, no todas las evidencias son de la misma calidad. Por lo tanto, necesitamos saber más aparte de que algo esté basado en evidencias. Necesitamos saber la calidad de la evidencia en la que se basan las recomendaciones.

Un artículo reciente en JAMA subrayó la desafortunada desconexión entre la promoción de recomendaciones basadas en evidencias y la calidad de las evidencias subyacentes.

JAMA: Niveles de evidencia que fundamentan las recomendaciones del Colegio Estadounidense de Cardiología/la Asociación Estadounidense del Corazón y la Sociedad Europea de Cardiología, 2008-2018

Los autores comenzaron con una sencilla pregunta:

¿Qué proporción de las recomendaciones del Colegio Americano de Cardiología/Asociación Estadounidense del Corazón (ACC/AHA) y la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) están fundamentadas en evidencias de múltiples ensayos controlados aleatorizados (ECA), y ¿cómo ha cambiado esto en los últimos 10 años?

No hay duda de que parece una pregunta razonable. Dada la intensidad con la que la ACC, la AHA y la ESC insisten sobre sus recomendaciones en nutrición, colesterol, estatinas y otros temas, y cómo critican de forma abierta a los que promueven puntos de vista diferentes, debemos esperar que el nivel de evidencias que sustentan las recomendaciones oficiales sea ejemplificante.

Desafortunadamente, el estudio de JAMA concluyó lo que muchos en el mundo “escéptico” sospechaban. Solo el 8,5 % de las recomendaciones de la ACC/AHA y el 14 % de las de la ESC estaban basadas en evidencias de nivel A (ensayos controlados aleatorizados), con el 41 % y el 54 % provenientes del nivel más bajo, nivel C de evidencia (solo opinión de expertos). Y lo que es peor, estas cifras no han mejorado nada en las recomendaciones actuales al compararlas con la versión anterior, y de hecho, la calidad de las evidencias puede haber disminuido.

Estas asociaciones médicas deberían ser las organizaciones más confiables en medicina, promoviendo las recomendaciones de más alta calidad para guiar a doctores y pacientes en su búsqueda del fomento de la salud.

Esto nos resulta inquietante. Nos esforzamos para que nuestras recomendaciones estén ajustadas al nivel de evidencia, y por eso creamos las guías para clasificar las evidencias y especificamos el valor de la evidencia tras nuestras afirmaciones. Creemos que cualquier grupo influyente tiene la misma responsabilidad ante la sociedad.

Esperemos que estudios como este de JAMA continúen subrayando la desconexión demasiado común entre el valor de las recomendaciones y el valor de las evidencias. Todos tenemos nuestras opiniones y sesgos, pero estos no tienen sitio en las recomendaciones oficiales. Tenemos que admitir que hay mucho que no sabemos, así como asegurarnos de que diferenciamos de forma clara la práctica basada en evidencias y la teoría basada en opiniones.

A pesar de la controversia: ¿son los granos integrales sanos?; ¿es la grasa saturada peligrosa?; ¿deberíamos todos tomar estatinas?; ¿es realmente el colesterol una preocupación primaria para todos?, necesitamos equilibrar el valor de la evidencia con el valor de las recomendaciones. Esa es una gran parte de nuestra misión.

Sigue atento a las siguientes guías basadas en evidencias para que te ayuden en tu camino a la salud.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Woman hand arranging wood block stacking as step stair. Business concept growth success process.

La política de Diet Doctor para evaluar la evidencia científica

Nuestras guías basadas en evidencias están basadas en las mejores evidencias científicas disponibles actualmente. Hay referencias en consonancia que sustentan cada una de las afirmaciones clave o recomendaciones sobre diagnóstico, tratamiento o prognosis.

Anteriormente

Crisis de credibilidad en la era de los clics y compartir

¿Deberían los periodistas no informar sobre la mayoría de los estudios de alimentos?

El control de la industria alimentaria sobre la investigación nutricional

Científico de Harvard puesto en duda por falsificar datos

Cardiopatías

  • Asesinos Cereales
  • Entrevista con el Dr. Scott Murray, cardiólogo
  • ¿Matanza lucrativa?

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores