¿Es el almidón de papa keto? Acerca del almidón resistente

Low-Carb High-Fat

Bajos carbohidratos

¿Es el almidón de papa bajo en carbohidratos? ¿Podría bajar el nivel de azúcar sanguíneo? Aunque parezca increíble, la respuesta parece ser “sí”, siempre que no lo calientes.

La última tendencia en los blogs de salud es el almidón resistente. Parece tener efectos positivos en la glucosa sanguínea, especialmente en diabéticos de tipo 2. Quizás también te haga sentir más lleno y saciado, lo que podría facilitar la pérdida de peso.

Aun más especulativo es que pueda mejorar la salud general del intestino, lo que potencialmente podría ser beneficioso para las personas con una enfermedad autoinmune.

Suena extraño cuando lo escuchas por primera vez. ¿Cómo puede el almidón mejorar la glucosa sanguínea? ¿No se descompone el almidón en glucosa, lo que eleva la glucosa sanguínea?

Cómo funciona

Lo bonito del almidón resistente es que no se descompone en glucosa. No se descompone en absoluto en el cuerpo, sino que se convierte en alimento para el microbioma intestinal en el colon. Las bacterias intestinales digieren el almidón resistente en ácidos grasos de cadena corta, que son absorbidos por el cuerpo.

Por lo tanto, el almidón resistente no actúa como un carbohidrato, sino que es alimento para las bacterias intestinales y lo que tu cuerpo absorbe ya se ha convertido en grasa.

El almidón resistente es en realidad bajo en carbohidratos y alto en grasas, con alimento para la flora intestinal como ventaja extra.

Alimentar las bacterias beneficiosas del intestino (y las células del revestimiento intestinal) parece ser capaz de influir en los niveles hormonales en el cuerpo (GLP-1, etc.), que a su vez tiene un efecto sobre la regulación de la glucosa en la sangre y la sensibilidad a la insulina.

También parece ser beneficioso garantizar que las bacterias y las células intestinales obtengan una nutrición adecuada. Nuestros antepasados ​​sin duda lo hicieron, ya que hay muchas fuentes de almidón resistente en la naturaleza.

¿Quieres probar a consumir más almidón resistente?

Qué hacer

La manera más fácil de comer mucho almidón resistente, sin el almidón normal, es el almidón de papa frío. No es muy sabroso, pero un par de cucharadas al día revueltas en agua parecen ser suficientes para producir un efecto positivo.

Puede ser aconsejable comenzar con poco y aumentar gradualmente para reducir el riesgo de un efecto secundario: gases. También ten en cuenta que no debes calentar el almidón de papa, entonces se convertiría en almidón normal que eleva el azúcar sanguíneo.

Aquellos que no son sensibles a los carbohidratos, por ejemplo, las personas delgadas, sanas y que hacen ejercicio, tienen más posibilidades:

  • El almidón resistente (junto con mucho almidón normal) se encuentra, por ejemplo, en frijoles, lentejas y guisantes.
  • Una parte más pequeña del almidón en una papa hervida o arroz hervido se convierte en almidón resistente si se deja enfriar antes comer.
  • También sirven las patatas crudas o los plátanos verdes y sin madurar.

Conclusión

El almidón resistente es una forma especial de fibra. No aumenta la glucosa sanguínea, pero se convierte en grasa en el colon, mientras que alimenta las bacterias beneficiosas intestinales y las células del revestimiento intestinal del colon.

Esto puede provocar efectos positivos en las hormonas del intestino. Al menos para algunas personas, puede mejorar la regulación del azúcar en la sangre. También puede proporcionar más saciedad y podría facilitar la pérdida de peso.

Merece la pena intentarlo especialmente para los diabéticos de tipo 2. Muchas personas han informado de mejores niveles de glucosa sanguínea.

La ciencia y la experiencia futuras conducirán a un mayor conocimiento sobre quién se puede beneficiar del almidón resistente y la mejor forma de consumirlo. Actualmente el conocimiento aún es limitado y es una buena idea probarlo por ti mismo y ver qué efecto obtienes.

¿Has probado el almidón de papa frío u otras fuentes de almidón resistente? Por favor, dínoslo en los comentarios a continuación.

 

  • Menú cetogénico de 14 días
  • Bebidas para las festividades
  • Sarpullido keto

 

P.D. El peligro del almidón resistente

Existe un peligro con las discusiones sobre el almidón resistente. El peligro es que haya fabricantes listos para comenzar a promover la basura alta en carbohidratos (pan, pasta, dulces) con promesas de cuento de hadas de que los carbohidratos son “resistentes” o están protegidos.

Al igual que la historia de una década de los casos de fraude de pasta de Dreamfield, no se puede confiar en la gente que vende productos “bajos en carbohidratos”. Lo que se etiqueta como carbohidratos “resistentes” en envases caros y coloridos, puede ser un fraude.

¡El fraude de las pastas Dreamfields finalmente acaba con una multa de 8 millones de dólares! (en inglés).

4 comentarios

  1. María silvia
    Hola! Tengo una consulta, en varios productos como el yogurt natural o mayonesas encuentro almidón modificado. Debería eliminar completamente estos alimentos si estoy en un plan keto?
    Respuesta: #2
  2. Fredo Landaveri Equipo Diet Doctor
    María, sería preferible si puedes evitar esos alimentos si estás en un plan keto estricto. Para mayonesa, te recomendamos preparar la tuya casera, aquí hay una receta básica. En cuanto al yogur, no necesariamente tiene que contar con almidón, probablemente los productores se lo agregan para rebajarlo, abaratar costos y además darle un poco más de forma, pero no todas las marcas lo hacen.
  3. Manuel
    Hola he leido que tambien es almidon resistente o retrogrado cuando al cocer una patata y dejar enfrar en la nevera durante 6 o 7 horas es asi ?
    Respuesta: #4
  4. ¡Hola, Manuel!
    Aunque buena parte de los estudios que se han realizado con el almidón resistente utilizan productos en polvo que se mezclan con agua, pareciera que cocer las papas y dejarlas enfriar por un período de varias horas, pudiera ser una forma de consumir almidón resistente. Quizás una pequeña cantidad de ensaladilla rusa hecha con papas ya cocidas y dejadas enfriar durante varias horas, y luego mezcladas con mayonesa casera hecha con aceite de oliva extra virgen pudiera servir de prueba. Para ello sería muy útil medir la glucemia una hora después de comerla. Si la diferencia entra los valores antes y después no es mayor a 10-15 mg/100, es muy posible que la puedas comer preparada de esta manera. Como la información al respecto todavía es escasa, sugiero hacerlo de manera ocasional y en cantidades pequeñas. Si te decides a probarla, nos encantaría tener tus comentarios.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores