“Tengo una energía que no sabía que existía y los kilos han desaparecido”

Screen Shot 2017-11-11 at 17.20.47

Antes y después

Anna Skoog fue adicta al azúcar desde la infancia y, con el tiempo, los kilos se acumularon. Intentó estar cómoda con su peso, pero después de que la aceptaran en una escuela de arte, empezó a sentir el exceso de peso como un gran obstáculo.

Decidió hacer algo para solucionar sus problemas de peso de una vez por todas. Era escéptica sobre la dieta baja en carbohidratos y alta en grasas, pero después de escuchar mucho sobre ella, decidió probarla durante un mes.
Aquí tienes su historia sobre lo que sucedió:

El correo electrónico

¡Hola, Andreas!

He seguido tu blog desde que empecé la dieta baja en carbohidratos y alta en grasas hace un año y medio, y hasta ahora ¡¡¡he perdido un total de 38 kg (84 libras)!!! Recientemente se publicó un artículo sobre mí y mi viaje de pérdida de peso (en alemán). Pensé que quizás más personas leerían sobre mi recorrido de pérdida de peso aquí y podrían inspirarse de la misma forma que yo lo hice con todas las historias de éxito de tu página web. Además, estoy intentando difundir información sobre la dieta cetogénica aquí en Suiza, donde vivo. Todavía no llegó tan lejos.

Desde la infancia busqué consuelo en el azúcar. Si estaba triste o feliz, siempre encontraba ocasión para comer azúcar. Engordé poco a poco, pero con paso firme, y después de cuatro embarazos y varios intentos de bajar de peso, me había rendido; pesaba 115 kg (254 libras). Recuerdo que me dije a mí misma que era una persona obesa y que no me importaba.

Pero por supuesto que me importaba, solo era una defensa y un muro que puse para soportarlo. Cuando me aceptaron en una escuela de arte con grandes exigencias, me di cuenta de que el peso representaba un gran obstáculo. Lo único que pensaba antes de una presentación ante la clase era cómo colocarme y vestirme para parecer lo más delgada posible. Así que la noche de Año Nuevo de 2013 tomé una decisión: tenía que perder peso de una vez por todas.

Ya que soy sueca, había escuchado sobre la dieta baja en carbohidratos y alta en grasas en los medios de comunicación, pero al principio era muy escéptica. A todos nos han dicho que hay que comer menos grasa, no más. Pero pensé que no había nada que perder por intentarlo, así que le di un mes. Noté los resultados después de una semana, y perdí 2 kg (5 libras), algo que ha continuado. Al principio, por supuesto que fue difícil; de comer 200 gramos (8 onzas) de chocolate al día, a nada. Pero aguanté y recuerdo cómo me desperté después de dos o tres semanas y qué sentí: fue el punto de inflexión. Tenía una energía que no sabía que existía antes y los kilos desaparecieron a un ritmo bastante rápido.

Con la pérdida de peso, llegó el deseo de moverme y pasé de andar varias veces a la semana a hacer ejercicio en el gimnasio de forma regular. No crecí en un hogar donde cocinar fuera importante, solo una tarea necesaria. Siempre fue esencial para mí transmitir la importancia de la buena comida y de las conversaciones en la mesa a mis hijos. Con el consumo limitado de carbohidratos, he encontrado mucha más creatividad y pasión por la cocina.

Ya acabé mi clase en la escuela de arte y estoy trabajando para abrir un nuevo negocio sobre comida y recetas. Hasta ahora he perdido 38 kg (84 libras), de 115 kg (254 libras) a 77 kg (170 libras), y tengo algunos más kilos por perder, pero no importa si me toma un tiempo. Me encanta la comida, el vino, el café y el chocolate negro, y no quiero sacrificar las cosas buenas de la vida. No estoy estresada y, mientras tanto, disfruto de poder jugar al fútbol con mis hijos y darlo todo en el gimnasio.

Mi marido también ha perdido 25 kg (55 libras). Por eso, juntos perdimos 63 kg (139 libras) durante este año y medio, ¡y tenemos unas vidas e intereses completamente nuevos! Es mucho más fácil vivir sin el peso extra. Imagina si pudiera hacer que la gente lo entienda. Si puedo hacerlo, cualquiera puede. ¡Sería genial si pudiera inspirar a otras personas!

Saludos,

Anna Skoog
Instagram: lchfannaschweiz

Comentario

¡Felicidades a ti y a tu marido por la increíble bajada de peso, Anna!

Tu historia

¿Tienes una historia de éxito que quieres compartir con otros en este blog? Es una forma genial de inspirar a otras personas a cambiar su vida, como hiciste tú.

Envíame por correo electrónico tu historia a andreas@dietdoctor.com. Fotos de antes y después son geniales para que tu historia sea específica y otras personas puedan sentirse reconocidas. Dime si está bien publicar tu foto y nombre o si prefieres permaneces anónimo.

A continuación puedes ver lo que puedes hacer si quieres probar la dieta cetogénica por ti mismo, además de historias de otras personas que lo han hecho.

Más

Más historias de éxito de salud y peso

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores