Diabetes de tipo 2

Mujer cruzada de brazos

La diabetes de tipo 2 es, con diferencia, la forma más común de diabetes (alrededor del 90 % de todos los casos). La enfermedad es cada vez más frecuente, y ya hay alrededor de 330 millones de diabéticos de tipo 2 en todo el mundo.

La mayoría de personas que se ven afectadas tienen sobrepeso (especialmente aquellas que tienen exceso de grasa abdominal) y de mediana edad o mayores. Las personas con presión arterial alta y cifras desfavorables de colesterol también corren un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

En el siguiente enlace puedes obtener más información sobre el trasfondo de la epidemia, cómo comprobar si tienes diabetes y cómo regular de forma natural tu nivel de azúcar sanguínea:

Diabetes: normaliza la glucosa sanguínea

Aquí encontrarás información más específica sobre la causa y el tratamiento de la diabetes tipo 2.

Índice

  1. La causa de la diabetes de tipo 2
  2. Tratamiento
  3. Otras modificaciones de hábitos
  4. Suplementos alimentarios
  5. Medicacion
  6. Más información

La causa de la diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 (anteriormente llamada “diabetes de inicio en adultos”) se produce cuando el cuerpo ya no puede regular grandes cantidades de azúcar en la sangre. Se necesita producir grandes cantidades de insulina, la hormona reductora del azúcar en la sangre, pero esto no será suficiente, porque la sensibilidad a la hormona disminuye. En el momento del diagnóstico, los diabéticos de tipo 2 a menudo tienen diez veces más insulina en el cuerpo de lo normal. Como efecto secundario, toda esta insulina causa acumulación de grasa y aumento de peso, algo que a menudo ha estado sucediendo durante muchos años antes de que se diagnostique la enfermedad.

Entonces, ¿cuál es el motivo? Sigue siendo controvertido y muy debatido. Pero hay una clara correlación con la cantidad de azúcar en la comida. Cuanta más azúcar coma la gente, más diabetes tendrán a largo plazo. Según una investigación reciente, esta correlación se encuentra en todos los países del mundo.

Carbohidratos simples

Carbohidratos simples

Probablemente también contribuya la ingesta de otros carbohidratos de digestión rápida, como el pan blanco y la pasta, porque estos también causan un aumento rápido de la glucosa sanguínea. Aquí también hay vínculos claros: las personas que consumen más carbohidratos simples tienen más probabilidades de padecer la diabetes de tipo 2.

Las asociaciones entre la azúcar, los carbohidratos de digestión rápida y la diabetes de tipo 2 se mantienen incluso en estudios más rigurosos. Dar consejos a favor de los alimentos ricos en carbohidratos aumenta el riesgo de contraer diabetes de tipo 2 y empeora los niveles de azúcar en la sangre en personas que ya la tienen.

La diabetes de tipo 2 bien podría llamarse enfermedad del azúcar. Pero recuerda que el almidón del pan se convierte en glucosa en el estómago: la harina blanca es, de hecho, también una forma de azúcar.

Tratamiento de la diabetes de tipo 2

Hombre con los brazos cruzados

¿Cómo tratamos la diabetes de tipo 2? La sabiduría antigua y la ciencia nueva crean la misma respuesta lógica. Lo más importante es evitar comer demasiados alimentos que eleven la glucosa sanguínea.

Evita comer grandes cantidades de azúcar y almidón y tu nivel de azúcar sanguínea será mejor desde la primera comida. Tus niveles de insulina, probablemente no saludables, bajarán a niveles normales. Debido a que la insulina es una hormona que almacena grasa, es probable que haya contribuido a tu sobrepeso. Cuando los niveles de insulina caen, la mayoría de la gente se sentirá más saciada, comerá menos y perderá peso gradualmente.

Si tienes suerte, especialmente si no has tenido diabetes de tipo 2 durante mucho tiempo, esta acción puede ser todo lo que necesites para estar sano.

Pruébalo tú mismo: Alimentación baja en carbohidratos para principiantes

NOTA: si estás recibiendo un tratamiento con insulina o pastillas liberadoras de insulina (sulfonilureas), es posible que debas disminuir este medicamento si consumes menos carbohidratos

 

Otras modificaciones de hábitos

Comer significativamente menos carbohidratos es sin duda lo más importante. Recomiendo sinceramente que al inicio uses toda tu autodisciplina para cambiar tus hábitos alimenticios. Es más difícil al principio (primeras semanas y meses).

Gradualmente, a medida que tus nuevos hábitos alimenticios comiencen a fluir más fácilmente, puedes comenzar a probar otros cambios positivos de estilo de vida que puedan mejorar aun más tu salud y peso. Hay dos cosas adicionales que pueden ser útiles:

Suplementos dietéticos

Según estudios recientes, hay un suplemento que puede ayudar un poco a muchas personas con diabetes de tipo 2: la vitamina D. Muchas personas tienen deficiencia de vitamina D, especialmente durante los meses de invierno. Hay estudios que demuestran que la suplementación puede mejorar algo la glucosa sanguínea y la sensibilidad a la insulina en la diabetes de tipo 2. Además, esto puede causar pérdida de peso.

Alrededor de 4.000 UI diarias (100 μg) pueden ser adecuadas para la mayoría de las personas con diabetes de tipo 2.

Medicación

Si la dieta cambia y otros cambios en el estilo de vida no mejoran la glucosa sanguínea lo suficiente, entonces se añade medicación.

1. Metformina

Las pastillas de metformina son sin duda el tratamiento de elección de primera línea. Es un tratamiento antiguo y probado. Se ha demostrado que no solo mejora el azúcar en la sangre, sino también la salud general en los diabéticos de tipo 2.

Desafortunadamente, algunos pacientes tienen muchísimos problemas digestivos (dolor de estómago, diarrea) por las pastillas. Este efecto secundario generalmente desaparece con el tiempo. Para las personas susceptibles, puede ser conveniente comenzar con una dosis pequeña (0,25-0,5 g al día) que luego puede aumentarse gradualmente.

La dosis de metformina puede aumentarse hasta la dosis más alta que el estómago tolere. Una dosis de dos gramos al día suele ser suficiente para conseguir un efecto positivo, y la dosis máxima es de tres gramos al día.

2. ¿Análogos de GLP-1?

Cuando la metformina sola no es suficiente, o si no la toleras, ¿qué se puede hacer? Esto es polémico hoy en día.

A menudo se usan inyecciones de insulina. Recomiendo encarecidamente no hacerlo si tiene sobrepeso, ya que generalmente ya tienes niveles de insulina patológicamente altos en el cuerpo. Agregar MÁS insulina en esta situación, a menudo causa un empeoramiento gradual de la enfermedad y un aumento de la obesidad. Te enfermará y engordará cada vez más. Aumentará el riesgo de cáncer y, además, el riesgo de enfermedad cardíaca probablemente aumente.

Si ya estás en tratamiento con insulina, es posible que debas reducirla y dejarla cuando comas menos carbohidratos o tomes otros medicamentos.

Una alternativa nueva y mejor son las inyecciones con la hormona GLP-1. Produce un aumento de la saciedad, un nivel más bajo de azúcar sanguínea y, a menudo, una pérdida sustancial de peso (más de 9 kg es común). Esto, además de la Metformina, es lo que uso con mis pacientes cuando es necesario. El efecto en la mayoría de los pacientes es muy positivo tanto para la glucemia como para el peso.

Más información

Publicaciones del blog sobre la diabetes (principalmente la de tipo 2). Publicaciones del blog sobre los diabéticos de tipo 2 que han probado una dieta baja en carbohidratos [1 2].

La diabetes de tipo 2 está estrechamente relacionada con la “enfermedad occidental”, es decir, el síndrome metabólico.

¿Se puede curar la diabetes de tipo 2?

¿En solo seis meses? ¿Sin medicamentos ni cirugía? Este estudio sugiere esto:

Haimoto-liten

 

Diabetes de tipo 2

kitabugraf

La imagen de arriba es un gran número de lecturas de glucosa sanguínea de un diabético de tipo 2 en los primeros seis meses con una dieta baja en carbohidratos. El área azul corresponde a los niveles óptimos de glucosa en sangre. ¡Ten en cuenta que no se registró una sola cifra elevada después de algunos meses! Y tras solo tres días, incluso pudo dejar las inyecciones diarias de 70 E de insulina. También perdió 30 kg en el primer año.

La historia detrás de la imagen: Diabético de tipo 2 está libre de síntomas con una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas (traducido por Google del sueco)

Estudios sobre una dieta baja en carbohidratos para diabéticos de tipo 2

Peso

Los diabéticos con sobrepeso (tanto de tipo 1 como de tipo 2) generalmente perderán peso de grasa con una dieta baja en carbohidratos.

Estudios

Colesterol

Pero, ¿qué sucede con los niveles de lípidos en la sangre cuando comes menos carbohidratos y una mayor proporción de grasas? La realidad es que estudios recientes (contrarios a lo que se creía anteriormente) muestran claramente mejores cifras de colesterol.

Hipertensión

La presión arterial también mejora a menudo con una dieta baja en carbohidratos. Que, en parte pero no completamente, se explica por la pérdida de peso.

He oído de muchas personas que han tenido que reducir o dejar de tomar medicamentos para la presión arterial porque su presión arterial había bajado demasiado.

Estudios

NOTA

¡Con la diabetes tratada con insulina es importante controlar la glucemia minuciosamente al comenzar una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa! Una dieta que incluye pocos carbohidratos normalmente causa una reducción importante de insulina. Por eso es importante ajustar (reducir) las dosis lo suficiente para evitar que la glucemia baje demasiado. De ser posible debe hacerse con la ayuda de tu médico o enfermera de diabetes, especialmente si tienes experiencia limitada ajustando de la insulina tú mismo. 

Insulina para diabéticos de tipo 2bloodsugarmeasuring

Una sugerencia del Dr. Vesti Nielsen (especializado en medicina interna): reduce las dosis de insulina en un 25-30 % desde el primer día al empezar una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas. Controla tu nivel de glucosa sanguínea minuciosamente y ajusta las dosis en consecuencia. La mayoría de las personas pueden reducir la dosis de insulina a la mitad en 3-6 días. La dieta baja en carbohidratos que el Dr. Nielsen usó en su estudio fue moderadamente estricta: 20 % de carbohidratos (alrededor de 100 g diarios).

La Dra. Mary Vernon recomienda (con una dieta estricta baja en carbohidratos, <20 g de carbohidratos/día) que las dosis de insulina por debajo de 10 E al día pueden interrumpirse inmediatamente, mientras que las dosis más altas se pueden reducir a la mitad de inmediato. Al comenzar, el nivel de azúcar sanguínea debe vigilarse de cerca antes y después de las comidas, y las dosis deben ajustarse hasta que tus niveles sean buenos. No es raro que los diabéticos de tipo 2 puedan controlarla sin insulina después de un tiempo (días a meses) con una dieta baja en carbohidratos.

Tratamiento con pastillas

Incluso las dosis de ciertos tratamientos con pastillas para la diabetes también pueden necesitar reducirse después de un tiempo con una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas. Sin embargo, el riesgo de que el nivel de azúcar sanguínea baje demasiado es más pequeño que el de las inyecciones de insulina. Si te tratas con cualquier otro medicamento para la diabetes, debes controlar de cerca el nivel de azúcar sanguínea para evitar problemas al cambiar la dieta. La excepción son las pastillas de metformina, que no hacen que el nivel de azúcar sanguínea baje demasiado.

Si no estás tomando ningún medicamento para la diabetes (o Metformina únicamente), no tienes que preocuparte de que el nivel de azúcar sanguínea baje demasiado con una dieta baja en carbohidratos. 

Si la glucosa sanguínea baja demasiado

Inmediatamente come algo rico en carbohidratos, como una fruta o un sándwich. Un vaso de jugo o pastillas de glucosa también pueden funcionar bien. Aumentan el nivel de azúcar sanguínea. Si tu nivel de azúcar sanguínea baja demasiado, deberías considerar la posibilidad de reducir tu medicación. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con tu médico.

Más

Además de los tipos 1 y 2, existen otros tipos de diabetes. La diabetes LADA es una forma no muy rara (tal vez hasta un 10 %), que se ha descrito como “a medio camino entre la de tipo 1 y tipo 2”. Al igual que con la de tipo 1, tienes anticuerpos que atacan la insulina que produce las células beta. LADA aparece más tarde en la vida que la de tipo 1 y se desarrolla más lentamente.

La diabetes hereditaria juvenil de tipo 2 es una forma más rara que es causada por una anomalía genética.

Estudios

¿Medicamentos peligrosos?

Autocontrol

Controlar tu nivel de azúcar sanguínea parece tener un pequeño efecto positivo, incluso para diabéticos que no reciben tratamiento con insulina:

Por supuesto, qué tan grande puede ser el efecto depende completamente de si la supervisión lleva a un mejor estilo de vida. Simplemente, verificar tu nivel de azúcar sanguínea y apuntar la cifra en un cuaderno por supuesto que no te hará más saludable. La supervisión de la glucosa sanguínea para diabéticos no tratados con insulina debe usarse por razones pedagógicas o con el propósito de mejorar la dieta y el tratamiento con ejercicios.

Página principal sobre la diabetes

Diabetes: cómo normalizar la glucosa sanguínea

Una razón para preocuparse

La hiperglucemia produce un riesgo de complicaciones graves a largo plazo. Se “come” los pequeños vasos sanguíneos del cuerpo. Cuanto mayor es el nivel de azúcar sanguínea, mayor es el riesgo de ataque cardíaco, ceguera, amputaciones y otras enfermedades.

Pregúntale a Richard Roseman, uno de las millones de víctimas de las complicaciones comunes de la diabetes:

Roseman1

Obviamente, uno querría evitar esto. Pero una dieta convencional baja en grasas (las pautas dietéticas actuales) y los medicamentos en principio nunca curan la diabetes. En el mejor de los casos, la enfermedad se mantiene bajo control sin causar daños mayores. En el peor, ocurrirá lo que le pasó a Richard Roseman. O peor.

Se necesita un mejor tratamiento que este. Existe, y es obvio y lógico cuando lo entiendes.

La insulina y el miedo a la grasa natural

Este conocimiento fue olvidado en parte cuando llegó la insulina. En una dependencia demasiado grande de las novedades, parece haber creído que los diabéticos sin problemas podrían inyectar cantidades ilimitadas de insulina para normalizar la azúcar sanguínea y así poder comer más carbohidratos que elevan la glucosa en la sangre. Pero las dosis excesivas de insulina tienen efectos negativos a largo plazo, y esto se ha vuelto cada vez más obvio, tanto en los estudios como en la realidad. El exceso de insulina hace que aumentes de peso, y es probablemente peligroso de otras formas.

Enlaces relacionados