Un IMC elevado está vinculado a una vida más corta

IMC y mortalidad A finales de octubre, dos grandes nuevos estudios ocuparon los titulares, ambos observaban la relación entre el índice de masa corporal (IMC) y la mortalidad.

El Confidencial: Analizan la relación que existe entre Índice de Masa Corporal y la esperanza de vida

Cadena Ser: El sobrepeso dispara el riesgo de muerte prematura

El primer estudio, publicado en Obesity, utilizó una técnica llamada aleatorización mendeliana, que emplea marcadores genéticos y cálculos numéricos para imitar un ensayo clínico (para más información sobre las aleatorizaciones mendelianas, Gary Taubes dio una buena explicación de cómo funcionan estos análisis en este artículo en MIT Technology Review el pasado verano). Los autores del estudio analizaron los genomas y el estado de salud de más de 500.000 individuos del Reino Unido y llegaron a la siguiente conluclusión:

“Los resultados respaldan la función causal de un IMC más alto en el aumento del riesgo de mortalidad por todas las causas y de mortalidad por varias causas específicas”.

De forma específica, un aumento del IMC de cinco puntos se asoció con un aumento del 16 % en la mortalidad por todas las causas y un aumento del 61 % en la mortalidad por cardiopatias.

El segundo estudio, que acaba de publicarse en The Lancet Diabetes & Endocrinology, fue un estudio de observación de cohortes muy grande de 3,6 millones de adultos, también del Reino Unido.1 Los autores analizaron la mortalidad general y la mortalidad por causas específicas, y observaron tasas de mortalidad más altas tanto entre los individuos con sobrepeso como entre los que tenían un peso inferior al normal:

La mayoría de las causas, incluyendo el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias, tenían una asociación en forma de J con el IMC, con el menor riesgo en el rango de 21-25 kg/m2… En comparación con las personas con un peso saludable (IMC 18-5-24-9 kg/m2), la esperanza de vida a partir de los 40 años fue 4-2 años menor en los hombres obesos (IMC ≥-0 kg/m2) y 3-5 años menor en las mujeres obesas, y 4-3 años menor en los hombres con bajo peso (IMC <18-5 kg/m2) y 4-5 años menor en las mujeres con bajo peso.

Esta investigación ayuda a rebatir lo que se conoce como la “paradoja de la obesidad”: la idea de que la obesidad podría proteger a los pacientes con enfermedades cardíacas y ayudarles a vivir más tiempo. The LA Times escribió sobre esto a principios de este año en su artículo, “La paradoja de la obesidad refutada: la gente con kilos de más no vive más tiempo, según un estudio“. Básicamente, un estudio de JAMA demostró que el exceso de peso puede significar un inicio más temprano de las cardiopatias, lo que puede conllevar más tiempo con la enfermedad que las personas de peso normal, pero no una vida más larga.

Los autores de otro estudio reciente llegaron a la conclusión de que: “Cualquier idea errónea del público sobre un posible efecto “protector” de la grasa sobre el riesgo [de enfermedad cardiovascular] debe ser cuestionada”.

Conseguir un IMC normal puede estar fuera del alcance de algunos de nosotros; sin embargo, estos estudios muestran que llevar el peso más cerca de un rango normal podría muy posiblemente ayudar a prolongar la vida.

Anteriormente

Siete estados tienen tasas de obesidad por encima de 35 % en EE. UU.

El Dr. Ludwig en el NYT: El precio de la obesidad en Estados Unidos

Reflexiones sobre los humanos cautivos en una cultura de carbohidratos

Guías

Cómo bajar de peso

La dieta cetogénica para principiantes

  1. Los estudios observacionales muestran asociaciones, pero no prueban que un efecto esté relacionado de forma causual. Por lo tanto, en una base independiente, esto es sólo [débil evidencia] que la obesidad causa una vida más corta. La gran aleatorización mendeliana que muestra el mismo resultado nos da más confianza de que esta asociación es creíble.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores