Nuevas recomendaciones para la salud cardíaca basadas evidencias débiles

Carne, lácteos y huevos

Las nuevas recomendaciones de la Fundación Australiana del Corazón parecen traer buenas y malas noticias para las personas que llevan una alimentación cetogénica o baja en carbohidratos.

Según la última actualización, que se ha publicado de forma reciente, los huevos, la leche entera, los yogures y el queso ahora se consideran sanos para el corazón. Esas son las “buenas noticias”. Las “malas” son las recomendaciones de que la carne debe sustituirse de forma general por alimentos de origen vegetal, como verduras, frutas y cereales integrales o pescado y marisco. Además, se siguen limitando las grasas lácteas y los huevos para las personas con diabetes de tipo 2.

Por desgracia, estas recomendaciones son como las que ya aconsejaban ésta y otras asociaciones que proporcionan información para prevenir las cardiopatías: se fundamentan principalmente en evidencias observacionales, el tipo de evidencia más débil. Esto concierne tanto a las “buenas noticias” como a las “malas”.

Los estudios observacionales no está diseñados para mostrar relaciones de causa y efecto y pueden tener muchos sesgos y factores de confusión. Además, con frecuencia, las asociaciones mostradas en muchos estudios de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta son débiles, lo que quiere decir que podrían deberse a “ruido estadístico” en vez de a una verdadera asociación.

Los consejos actualizados de la Fundación Australiana del Corazón no son una excusa para que la gente que come bajo en carbos o keto coma más rodajas de queso, ni una razón para reducir las proteínas animales. No son más que las mismas afirmaciones basadas en asociaciones débiles que llevamos años escuchando. Simplemente porque ahora parezcan apoyar más las dietas cetogénicas y bajas en carbos no significa que las evidencias hayan mejorado.

No hacen falta excusas para comerte otra loncha de queso si te apetece; la grasa láctea no se ha convertido de forma mágica en “saludable” después de años de ser “insaludable”, simplemente, nunca ha habido evidencias de que fuera “mala”; y no necesitas tener miedo de comerte un bistec o unas chuletas como parte de tu dieta baja en carbos o keto. Sigue sin haber datos que demuestren que la proteína animal es perjudicial.

Por otra parte, si te preocupa comer carne por otras razones, tenemos muy buenas noticias: puedes ser vegetariano y seguir disfrutando de los beneficios de reducir los carbohidratos de la dieta. ¡Y pronto tendremos una nueva guía de alimentación baja en carbos vegana!

DD_vegetarian_keto_mobile

Cómo seguir una dieta keto vegetariana saludable

¿Eres vegetariano y estás interesado en experimentar los múltiples beneficios de una dieta cetogénica? O quizás ya estés comiendo cetogénico pero hayas estado pensando en dejar la carne por razones éticas o de otro tipo. Tenemos buenas noticias: un estilo de vida cetogénico vegetariano es sin duda factible. Sigue leyendo para aprender a seguir una dieta cetogénica vegetariana de manera sana y sostenible.

Anteriormente

Asociaciones NO prueban que dietas de vegetales mejoren la salud cardíaca

Cambios en la política de Diet Doctor respecto a la soya

Un nuevo y profundo análisis refuta el miedo a la grasa saturada

Videos sobre cardiopatías

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores