¿Miden los pacientes con diabetes de tipo 2 los niveles de glucosa demasiado a menudo?

Tiras para medir la glucosa

Si tienes diabetes de tipo 2, pero no tomas insulina, ¿deberías medirte la glucosa en sangre?

La semana pasada, un estudio publicado en JAMA examinó los costos innecesarios de medir la glucosa en sangre de pacientes con diabetes de tipo 2 que no tienen riesgo de hipoglucemia (niveles de glucosa en sangre peligrosamente bajos). Los investigadores analizaron dos años de datos de reclamaciones y descubrieron que uno de cada siete pacientes con bajo riesgo de hipoglucemia hicieron tres o más reclamos de tiras de monitorización de glucosa, con un costo de seguro medio de $325 al año por persona. Los autores del estudio concluyeron lo siguiente:

A pesar de la falta de evidencia clínica y de ser identificado como un servicio de valor bajo por la iniciativa Choosing Wisely, un porcentaje substancial de los pacientes con diabetes de tipo 2 pueden seguir automonitorizandose la glucosa sanguínea de forma inapropiada.

La cobertura fue muy amplia:

NBC News: Muchos diabéticos se miden la glucosa sanguínea en casa de forma innecesaria

The Atlanta Journal Constitution: ¿Te mides la glucosa sanguínea demasiado? Quizás sea así, afirma un estudio

MedPage Today: ¿Se miden los pacientes de diabetes de tipo 2 la glucosa sanguínea de forma innecesaria?

Esta línea de pensamiento, que desalienta la automonitorización de glucosa sanguínea es problemática pero entendible.

Es problemática porque el propósito de medirse la glucosa no es necesariamente prevenir la hipoglucemia. Cuando los pacientes con diabetes de tipo 2 miden su glucosa en sangre, esto puede proporcionar información valiosa sobre cómo su cuerpo responde a diferentes comidas. El conocimiento es poder, y saber que tu tazón de cereales integrales causó un gran pico en la glucosa sanguínea mientras que el tocino con huevos no, es información valiosa. La cuestión es que las tiras de glucosa se pueden usar para medir más cosas que simplemente niveles de glucosa en sangre peligrosamente bajos… pueden ayudar a la gente a identificar niveles de azúcar peligrosamente altos también, y modificar sus patrones de comida para evitar que vuelvan a ocurrir.

De hecho, por esta razón muchas personas creen que la monitorización de glucosa sanguínea continua proporcionará el tipo de información en tiempo real que es necesaria para influir en el comportamiento de la gente, tengan o no diabetes de tipo 2 (este estudio de Stanford observó los datos de la monitorización en tiempo real en individuos “saludables” e indicó que el 80 % del tiempo experimentaron un pico a nivel diabético después de comer un tazón de cereales y leche).

Pero la idea de que las tiras para medir la glucosa en sangre son mayormente para proteger contra la hipoglucemia es entendible dado el consejo convencional que la mayoría de los pacientes reciben acerca de la dieta y la diabetes de tipo 2. Normalmente, se anima a los pacientes a que consuman entre 40 y 60 g de carbohidratos por comida, lo suficiente para causar un pico de azúcar en sangre tras la comida, comida tras comida. A los pacientes con diabetes de tipo 2 no se les asesora de forma rutinaria sobre usar las tiras de glucosa sanguínea para supervisar sus dietas y eliminar los alimentos que causan estos picos; si fuera así, la mayoría acabaría llevando una dieta baja en carbohidratos simplemente escuchando los ritmos del azúcar sanguínea de su cuerpo. Tristemente, así no es como usan la mayoría de los pacientes las tiras de glucosa sanguínea, así que quizá el uso es, en mayor parte, de “valor bajo”.

Es preocupante ver a doctores desaconsejar el uso de la supervisión cuando altos niveles de azúcar en sangre tienen consecuencias reales. Hace solo una semana vimos esta noticia informando sobre que las tasas de amputaciones entre los pacientes con diabetes de tipo 2 están aumentando:

Reuters: Amputaciones diabéticas en aumento en Estados Unidos

[L]os resultados parecen indicar que muchos diabéticos de los Estados Unidos necesitan más apoyo para mantener el azúcar en sangre controlado y más educación sobre el cuidado de los pies, concluyen los autores.

La supervisión de la glucosa sanguínea es una herramienta, pero ha de usarse correctamente para que sea efectiva. Puede ayudar a pacientes que estén formados para así ajustar su alimentación y conseguir menos fluctuaciones de glucosa sanguínea. Sin embargo, hasta que se proporcione esta educación, no ayuda a los pacientes que no tienen riesgo de hipoglicemia.

Anteriormente

La Asociación Americana de Diabetes se equivoca… otra vez

¿Son los bajos carbohidratos el mejor tratamiento para revertir la diabetes?

El fenómeno del amanecer: ¿por qué sube el azúcar en la sangre al amanecer?

Guías

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

La dieta cetogénica para principiantes

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores