Limitar los carbos pueder ser mejor para el hígado graso que los medicamentos

Doctor shows liver in hand .

Un nuevo artículo en Systematic Review presentó resultados desiguales sobre el uso de medicación para la diabetes para tratar la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Los investigadores encontraron 18 ensayos que investigaron si los medicamentos para la diabetes mejoraron de forma significativa los signos del hígado graso no alcohólico. La medicación más prometedora fue el antagonista de GLP-1 liraglutida, que mejoró los parámetros hepáticos y ayudó a bajar de peso. Otro medicamento para la diabetes, la pioglitazona, mejoró la función hepática y redujo la cantidad de grasa hepática, aunque también causó un aumento de peso, por lo que los autores ponen en duda si es realmente una solución razonable a largo plazo. Por otro lado, la metformina mejoró el control del peso y la glucemia, pero no tuvo efectos beneficiosos para el hígado graso no alcohólico.

Este estudio pone de manifiesto que es posible que los medicamentos no sean la mejor forma de corregir el daño causado por las enfermedades metabólicas y el consumo excesivo de carbohidratos simples. Como los autores mencionan, los cambios de hábitos siguen siendo la terapia de primera línea para el tratamiento del hígado graso. Pero ¿cómo podemos saber qué hábitos son mejores? Los autores no mencionaron hábitos específicos, así que nos quedamos con la duda.

Afortunadamente, existen evidencias recientes de que las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas mejoran el hígado graso a la vez que también ayudan a controlar la glucemia y bajar de peso, una impresionante combinación que pocas veces se puede ver en los medicamentos. Como ya hablamos antes, existen estudios que han mostrado que la restricción de carbohidratos cambia el metabolismo hepático al estimular la descomposición de grasa hepática. Otro estudio mencionado en la misma publicación mostró que cuando los niños sustituyen el azúcar por formas más complejas de carbohidratos, la cantidad de grasa hepática se reduce.

Además, este impactante estudio descubrió que, a pesar de conseguir una pérdida de peso equivalente, una dieta baja en carbohidratos mediterránea fue más efectiva que una dieta baja en grasas para eliminar la grasa hepática y los signos del hígado graso no alcohólico. Y, por último, Virta Health publicó un subconjunto de sus propios datos que muestran que tras un año siguiendo la dieta cetogénica se consiguieron mejores resultados en las pruebas no invasivas de hígado graso y cirrosis hepática.

¿Necesitamos más evidencias de que la restricción de carbohidratos es beneficiosa para solucionar el hígado graso? Realmente creo que no. Me parece claro que la restricción de carbohidratos debe ser la terapia de primera línea. Aunque es probable que las pautas nacionales y la medicina contemporánea exijan más estudios, entretanto hay millones de pacientes que necesitan ayuda. Son personas de verdad que sufren una peligrosa afección médica que podría causarles un fallo hepático.

¿Por qué no podrían los médicos de todo el mundo recomendar la restricción de carbohidratos? Si eres médico, por favor, considéralo aunque las pautas sociales no lo apoyen. Y si eres un paciente que sufre de hígado graso, habla de esto con tu doctor para ver si la dieta baja en carbohidratos o keto es un tratamiento apropiado a tener en cuenta.

Gracias por leernos
Dr. Bret Scher, FACC

Más

Nuevo estudio: ¿se puede corregir el hígado graso comiendo bajo en carbohidratos?

La dieta baja en carbos es superior para reducir la grasa hepática

Mejor salud comiendo menos carbos, incluso sin bajar de peso

Un comentario

  1. Miriam
    Tengo higado poliquistico y riñones tambien con algunos quistes...es recomendable hacer dieta keto??

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores