“Las pastillas siempre causan daño”: La redactora jefe de BMJ reclama cambios de hábitos en vez de recetar fármacos

Pastillas de colores

A medida que las tasas de enfermedades crónicas aumentan y la industria farmacéutica crece, ¿corremos el riesgo de creer que tomar una pastilla puede solucionar los problemas causados ​​por un estilo de vida poco saludable?

La redactora jefe de la BMJ, Fiona Godlee, así lo cree. Ella menciona las nuevas guías estadounidenses que etiquetarían a más de la mitad de los adultos mayores de 45 años como hipertensos, las tasas crecientes de la diabetes de tipo 2 y un mercado de fármacos para el hígado graso no alcohólico estimado en 1.600 millones de dólares en 2020, señalando que todas estas afecciones podrían tratarse adoptando estilos de vida más saludables. Ella cita una revisión reciente dirigida por un profesor de la Universidad de Cambridge que ha descubierto que:

Ya sea mediante la restricción de calorías o carbohidratos, se ha demostrado que la pérdida de peso mejora el control glucémico, la presión arterial y el perfil lipídico, y es fundamental para el tratamiento y la prevención de la diabetes de tipo 2.

Fiona Godlee ha insistido desde que tomó el cargo de redactora jefe de la BMJ en defender lo que cree. En el pasado criticó la corrupción de la medicina y la ciencia por parte de la industria farmacéutica. También respaldó la decisión de publicar una crítica de las guías dietéticas de los Estados Unidos escrita por Nina Teicholz después de que se publicara una rectificación sobre una de las referencias. Godlee ha alzado la voz en el pasado sobre la forma en que se trata la diabetes, describiendo el modo en el que se “mete” la insulina a los pacientes diabéticos como “una estafa”. Ahora, en el último número de la BMJ, un artículo de Godlee describe la expansión de la industria farmacéutica y el creciente número de personas a las que se les recetarán medicamentos como:

Una perspectiva aterradora. Las pastillas no pueden ser la respuesta a enfermedades causadas por una vida poco saludable. Además del costo insostenible de un beneficio a menudo marginal, siempre causan daño. En vez de medicar a casi toda la población adulta, invirtamos nuestros valiosos recursos en cambios sociales y de estilo de vida, salud pública y prevención.

BMJ: Las pastillas no son la respuesta a hábitos poco saludables

Cada vez más personas de todo el mundo mejoran de forma drástica su salud y reducen o eliminan la necesidad de medicamentos siguiendo una dieta baja en carbohidratos.

Contenido relacionado

Dr. Jason Fung: La parcialidad médica y cómo influye en el tratamiento que recibes

Dra. Ann Fernholm: Estudio pionero: comer bajo en carbohidratos es un tratamiento eficaz para el hígado graso

Guías relacionadas

La dieta baja en carbohidratos para principiantes

Cómo normalizar la presión arterial

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores