¿Deberíamos prohibir el azúcar en el trabajo?

Latas de coca-cola

Hablar de prohibir alimentos es entrar en terreno pantanoso. Una vez que empezamos, ¿dónde ponemos el límite? Aunque no hay mucha controversia sobre la prohibición de las grasas trans, prueba a decir algo sobre prohibir el azúcar o la carne, como ha hecho mucha gente últimamente, y te encontrarás un enorme rechazo. A fin de cuentas, somos adultos viviendo en una economía libre, deberíamos poder tomar nuestras propias decisiones en la vida, ¿no?

Quizá. Pero, ¿y si tuviéramos evidencias de que prohibir algo mejoraría nuestra salud? ¿Cambiaría eso las cosas?

No sé de ninguna evidencia de ese tipo respecto a la carne, y no creo que la haya nunca. Pero ahora sí la tenemos respecto al azúcar.

Un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine mostró que la prohibición de bebidas endulzadas con azúcar en un entorno de trabajo durante diez meses estuvo correlacionada con una mejora de la salud de los empleados. El ensayo fue bastante sencillo. El empresario accedió a dejar de vender todas las bebidas azucaradas en el trabajo. Los empleados sí podían llevarse sus propias bebidas o salir del centro de trabajo para comprarlas en otro sitio, simplemente no podían comprarlas en el trabajo.

Los autores señalaron que el consumo diario medio de bebidas azucaradas se redujo de 1 l (35 oz) a 0,5 l (18 oz) en diez meses. También descubrieron que los marcadores de resistencia a la insulina y obesidad central habían mejorado significativamente.

Cabe señalar que parte de las personas fueron asignadas de forma aleatoria a una intervención motivacional extra. Aunque el grupo de intervención mostró una mayor mejora, el grupo sin asesoramiento también mejoró considerablemente.

¿Cuál fue su conclusión? Que simplemente eliminar el acceso sencillo a bebidas azucaradas en el trabajo mejora de forma considerable la salud de los trabajadores.

Esto nos hace preguntarnos lo siguiente: ¿deberían más empresarios dejar de ofrecer bebidas azucaradas? O, ¿por qué quedarse solo en las bebidas? Problablemente pasaría lo mismo con los alimentos azucarados. Dejar de ofrecerlos como opción posiblemente mejoraría la salud de todas las personas implicadas.

Y podemos incluso ir más allá. ¿Deberíamos permitir que nuestros hijos tengan acceso a bebidas y alimentos azucarados en la escuela? No solo puede tener efecto en su salud actual, sino que podemos enseñarles qué alimentos es “normal” o “aceptable” comer. Deshacerse del “azúcar fácil” puede tener un efecto enorme en las décadas venideras.

Y, ¿qué hay de los pacientes en los hospitales? ¿Qué sentido tiene dar azúcar a las personas que más necesitan sanarse y recuperarse? Y, ¿no deberían los hopitales tener también opciones sanas para sus empleados? Sin embargo, prácticamente todos los hospitales grandes tienen este tipo de bebidas disponibles fácilmente tanto para los pacientes como para los empleados. Los líderes influyentes de los complejos hospitalarios tienen que prestar atención y entender el posible efecto de esta sencilla intervención.

Los que tienen intereses propios (como los fabricantes de gaseosas y refrigerios) seguirán protestando por las prohibiciones de alimentos. Pero ahora que tenemos buenas evidencias que muestran mejoras en la salud, de repente empieza a tener sentido. Quizá sea el momento de que las instituciones y los empresarios aunen fuerzas contra el azúcar. En pro de la libertad personal, la gente seguiría teniendo acceso a esos productos; solo que su acceso a ellos en el trabajo se reduciría. Es un buen equilibrio.

Si queremos que la salud de millones de personas realmente mejore, quizás la gente que pide que se prohiba la carne debería reconocer la falta de evidencias que respalden esa propuesta y centrarse en lo que este estudio indica como el problema real: el azúcar, particularmente las bebidas azucaradas.

Gracias por leernos,

Dr. Bret Scher, FACC

Más

¿Causan cáncer los jugos de fruta?

Disminución de las ventas de fruta debido a la dieta keto

Videos sobre adicción al azúcar

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores