Bajos carbos y diabetes: poco a poco más cerca de la aceptación

Glucómetro

Con frecuencia, parece que los auténticos cambios en el ámbito de la nutrición se dan de forma insoportablemente lenta, sobre todo si eres una de las personas a las que les afecta las recomendaciones alimentarias actuales.

Una revisión recientemente publicada acerca de los beneficios y riesgos de la dieta baja en carbohidratos y cetogénica para personas con diabetes de tipo 1 y tipo 2 lo ejemplifica perfectamente:

Nutrients: Dieta baja en carbohidratos y cetogénica para la diabetes de tipo 1 y de tipo 2 (artículo en inglés)

Después de revisar los datos científicos que hay hasta la fecha sobre la restricción de carbohidratos para la diabetes, los investigadores italianos afirmaron que, aunque las dietas con restricción de carbohidratos (especialmente la dieta cetogénica) pueden favorecer la pérdida de peso y mejorar el control de la glucemia en las personas con diabetes de tipo 2, también es posible que aumenten el riesgo de cardiopatías debido al incremento de los niveles de colesterol. En el caso de las personas con diabetes de tipo 1, fueron más precavidos e indicaron que, a pesar de que adoptar una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a regular los niveles de glucemia a corto plazo, no se ha investigado lo suficiente para recomendarla a este grupo, ya que no está comprobado que sea inocua: podría aumentar el riesgo de cardiopatías y afectar al crecimiento de los niños.

Los autores llegaron a la conclusión de que son necesarios ensayos aleatorizados más sólidos para determinar si estas dietas son inocuas, efectivas y sostenibles para las personas con diabetes, especialmente para las que tienen diabetes de tipo 1.

Como aspecto positivo, podemos verlo como un paso en la dirección correcta. Durante muchos años, la mayoría de los investigadores, doctores y educadores de diabetes ni siquiera pensaban que la dieta baja en carbohidratos y la cetogénica merecieran ninguna consideración. Del mismo modo que un creciente número de profesionales y organizaciones de diabetes —incluida la Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA)— los investigadores que llevaron a cabo esta revisión reconocen los beneficios de la restricción de carbohidratos. Y es cierto que si hubiera más investigaciones de buena calidad se afianzaría la base actual de evidencias de este enfoque para las personas con diabetes de tipo 1.

Por otro lado, hay algunos observaciones de la revisión con las que no estamos de acuerdo:

  • Dietas bajas en carbohidratos y riesgo cardiovascular: Se acusa continuamente a las dietas bajas en carbohidratos de causar un “perfil lipídico desfavorable” en las personas con diabetes, algo que parece estar fundamentado solo en el aumento del colesterol total y del LDL. Sin embargo, de acuerdo a varios estudios y casos personales, la mayoría de las personas con diabetes que comen bajo en carbohidratos presentan una disminución de los factores de riesgo para cardiopatías: los triglicéridos bajan, el colesterol HDL sube y hay cambios beneficiosos en el tamaño y la distribución del colesterol LDL.1 Además, los aumentos pronunciados del colesterol LDL solo ocurren en una minoría de las personas que siguen una dieta con restricción de carbohidratos, y a menudo son temporales, especialmente cuando se está bajando de peso.
  • Los principios de atención médica de la ADA para las personas con diabetes de tipo 1: Los autores afirman que en las recomendaciones de terapia nutricional médica para la diabetes de tipo 1 incluidas en los Estándares de Atención Médica más recientes no se incluyen la dieta cetogénica ni la dieta baja en carbohidratos. Pero para ser justos, tampoco se mencionan otras dietas, como la dieta baja en grasas, DASH o la dieta mediterránea. Como concluyeron los autores de los Estándares de Atención Médica 2019 de la ADA , “Los estudios sobre los patrones alimenticios para la diabetes de tipo 1 son insuficientes para poder recomendar por ahora un plan de alimentación por encima de otro”. Además, en una declaración de consenso de la ADA aun más reciente solo se mencionan los estudios sobre dietas con restricción de carbohidratos para la diabetes de tipo 1, y los autores llegaron a la siguiente conclusión: “Esta evidencia parece indicar que un patrón de alimentación muy bajo en carbohidratos puede tener beneficios potenciales para adultos con diabetes de tipo 1, pero son necesarios ensayos clínicos de suficiente tamaño y duración para confirmar estos hallazgos”.
  • Crítica del estudio de “mundo real” de la diabetes de tipo 1: Se criticó un estudio de 2008 con más de 300 niños y adultos que mostró un control glucémico ejemplar con el uso de un enfoque muy bajo en carbohidratos por no ser representativo de la mayoría de personas con diabetes de tipo 1, ya que solo se incluyó a gente que sigue el protocolo del Dr. Richard K. Bernstein. No obstante, este estudio proporciona datos a largo plazo sobre la seguridad, sostenibilidad y aceptación de una forma de comer baja en carbohidratos. ¿Cuántas otras personas con diabetes de tipo 1 podrían obtener resultados similares si les proporcionaran asesoramiento, apoyo y recursos para tener éxito con una alimentación baja en carbohidratos?
  • Adhesión a largo plazo: De igual forma a lo que se expone en otros artículos, está revisión siembra dudas sobre si es difícil de mantener a largo plazo la restricción de carbohidratos. Pero, ¿hay algún tipo de evidencia que muestre que la mayoría de las personas con diabetes tienen una mejor adhesión a otros tipos de pautas alimentarias? Además, las personas que eligen seguir la dieta baja en carbohidratos o cetogénica presentan normalmente una buena adhesión a la dieta; la estabilización de la glucemia, la saciedad y el aumento de energía hacen que estén muy motivados.

Si has conseguido un mejor control glucémico y una mejor salud en general por haberte pasado a una dieta baja en carbos o keto, puede ser frustrante leer otro estudio más que no apoya la restricción de carbohidratos como una opción realista y sostenible para las personas con diabetes. Pero no dudes de que estamos avanzando, de forma lenta pero continua, hacia su aceptación como tratamiento habitual, y todo esto mientras tú sigues disfrutando de tu estilo de vida bajo en carbos y de sus múltiples beneficios.

Anteriormente

Más difusión sobre la eficacia de la dieta baja en carbos para revertir la diabetes

Dieta baja en carbos supera a la dieta alta en carbos para diabéticos de tipo 1

Seis principios para la autogestión exitosa de la diabetes de tipo 1

 

DiabetesPageES_6708x3840

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

¿Tienes diabetes o estás en riesgo de padecerla? ¿Te preocupa la glucemia? Entonces has venido al lugar correcto.

Videos sobre diabetes

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores