Cuando los “atajos peligrosos” en realidad están respaldados por la ciencia

GettyImages-182055972

¿Por qué hay un tira y afloja entre las personas que son proalimentación baja en carbohidratos y las personas que son antialimentación baja en carbohidratos?

Hace poco me invitaron a la radio para hablar de los resultados del estudio PURE, que finalmente fue publicado. Estaba muy emocionada y tenía las mejores intenciones. Pero, desafortunadamente, no fue como me esperaba…

Los dos entrevistadores desviaron la atención del debate del estudio y me llevaron a un peligroso campo de minas: las recomendaciones que hacen los nutricionistas y dietistas. No es ningún secreto que la gran mayoría de los nutricionistas basan sus recomendaciones en la Guía alimentaria oficial, creo que principalmente porque están obligados a hacerlo.

Nuestra guía canadiense es más o menos una copia y pega de la estadounidense, y está igual de poco respaldada en la ciencia que la suya. Por eso no es ningún secreto que los pacientes que normalmente siguen la guía generalmente no obtienen una mejora de salud ni pérdida de peso. Como médica, es exactamente lo que he estado observando, en particular en los pacientes con diabetes u otras enfermedades crónicas relacionadas con el estilo de vida.

En Canadá, la guía se encuentra actualmente en revisión, y esta es una de las razones por las que me entusiasmó la publicación de los resultados de PURE.

Bueno, primero, permítanme decir que soy consciente de que se trata de un estudio epidemiológico; por lo tanto, no se puede determinar una causalidad directa. Pero este estudio mostró bastantes cosas interesantes, en especial:

  1. Las grasas saturadas no están correlacionadas con las enfermedades cardiovasculares, los ataques cardíacos ni el aumento de la mortalidad cardiovascular, por lo tanto, no se puede deducir causalidad.
  2. Parece haber una asociación entre la ingesta alta de carbohidratos de cualquier fuente y las cardiopatías.

Qué sugieren los hallazgos de PURE

Todos estamos de acuerdo en que la causalidad no se establece con asociaciones. Eso no significa que simplemente debemos ignorar el estudio PURE. Las asociaciones observadas pueden ayudar a formular buenas hipótesis para futuras investigaciones. Creo que el gobierno canadiense, antes de lanzar su nueva guía alimentaria, debe encargar algunos ensayos aleatorizados y controlados para evaluar las asociaciones que PURE ha encontrado y determinar específicamente si los carbohidratos pueden CAUSAR enfermedades cardiovasculares. Y debe prestar atención a lo que se dice acerca de las grasas en general, y las grasas saturadas en particular.

Para leer acerca de las asociaciones y no correlaciones de PURE, echa un vistazo a este genial artículo de 2 Keto Dudes. Mi parte favorita:

“Les estoy mirando, dietistas: este debería ser un momento de aprendizaje en el que no necesitamos confiar en resultados asociativos débiles, ahora ya podemos señalar ECA reales que muestran que las dietas bajas en carbohidratos corrigen la diabetes de tipo 2, posiblemente el principal factor de riesgo para las cardiopatías.”

Pero no dije eso en antena…

Por qué comer bajo en carbohidratos no es un atajo peligroso

shortcut_es Algunos días después, se publicó una carta de opinión en un periódico escrito por nutricionistas y dietistas titulada: “Nutrición: algunos atajos absurdos y peligrosos”. La carta estaba llena de información errónea y afirmaciones sin respaldo sobre las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas. Soy médica de familia y trabajo con pacientes diabéticos. En mi opinión, aconsejar a los pacientes diabéticos que consuman una dieta muy rica en carbohidratos, como 6 a 8 porciones de cereales + 8 a 10 porciones de cualquier fruta y verdura todos los días, es lo peligroso.

Estaba molesta, como mínimo.

Muchos de mis colegas en todo el país estaban molestos.

Muchos médicos, profesionales de la salud y pacientes se han enfrentado a “opiniones” de otras personas que no están bien informadas. A veces es simplemente ridículo. A veces se hace pesado. Especialmente si eres el único a tu alrededor que lo hace.

Así que aquí tienes una versión mucho más abreviada de nuestra réplica, que aún no ha sido aceptada por el periódico, a pesar de haber sido firmada por más de 80 médicos de toda Canadá.

Los nutricionistas: La dieta baja en carbohidratos es la nueva dieta de moda. Su objetivo es lograr una pérdida de peso rápida.

Nuestra respuesta: Los seres humanos han estado comiendo bajo en carbohidratos durante miles de años. Solo llevamos comiendo una gran cantidad de carbohidratos en los últimos 40 años más o menos. La verdadera dieta de moda es la dieta baja en grasas y alta en carbohidratos. El objetivo real de las dietas bajas en carbohidratos es corregir las enfermedades crónicas causadas por los hábitos de estilo de vida, como la diabetes de tipo 2, la resistencia a la insulina, la hipertensión, la fatiga crónica, el dolor crónico, etc. La pérdida de peso es más un efecto secundario e, indudablemente, no siempre es rápido.

carb-consumption

Los nutricionistas: La dieta baja en carbohidratos es tan restrictiva que las probabilidades de que la gente la cumpla a corto o medio plazo son muy bajas.

Nuestra respuesta: Primero, no la encuentro muy restrictiva. Pero digamos que lo es. Las personas que son vegetarianas también tienen restricciones, y eso no parece molestar a nadie. Las personas con intolerancia al gluten también deben hacer elecciones en cuanto a los alimentos. Las personas que llevan una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos también tienes muchas restricciones si te paras a pensarlo. Todos toman decisiones en cuanto a la comida.

Decidir no ofrecer una dieta baja en carbohidratos a tus pacientes como opción porque ya has decidido que no podrán cumplirla no es una buena práctica. Informa a los pacientes, y luego déjalos decidir. Y si es adecuado para miles de médicos y profesionales de la salud que han estado comiendo de esta manera durante años, también podría funcionarles a otras personas. La gente merece saber que es una opción.

Por qué todos los carbohidratos son malos en ciertos casos

Los nutricionistas: Está de moda hacer del azúcar el enemigo número 1, pero no todos los carbohidratos son culpables. Hay una diferencia entre una fruta y una bebida gaseosa endulzada.

Nuestra respuesta: No hay duda de que existen diferencias entre los alimentos integrales naturales y los alimentos transformados. Sin embargo, no olvidemos que la mayoría de los productos hechos de cereales recomendados en la guía alimentaria son alimentos transformados. Además, sería muy simplista suponer que solo porque algo es natural, como una fruta, cualquiera puede comer de 8 a 10 porciones diarias sin consecuencias.

Los carbohidratos contienen glucosa o glucosa y fructosa. Mientras que la glucosa puede ser utilizada por cualquier célula del cuerpo, ese no es el caso de la fructosa. La fructosa solo puede ser utilizada por el hígado para obtener energía, pero el hígado tiende a transformarla y almacenarla en sus células. Un exceso de fructosa y de carbohidratos en general puede contribuir al desarrollo del hígado graso. (puedes ver al Dr. Nicolai Worm hablar sobre el hígado graso)

Para los pacientes diabéticos de tipo 2, por ejemplo, comer un plátano o dos rebanadas de pan de trigo integral o beber una pequeña lata de 230 ml de Coca-Cola (que tienen casi la misma cantidad de carbohidratos) producirá el mismo efecto: los niveles de azúcar en la sangre aumentarán. Se necesitará insulina, ya sea del páncreas o del páncreas y una inyección. Una inyección prescrita por un médico.

Se necesitarán medicamentos, generalmente en dosis crecientes a medida que pasa el tiempo. No es raro ver a pacientes diabéticos con 3 o 4 medicamentos reductores de azúcar… para controlar los altos niveles de azúcar que son causados ​​por los carbohidratos.

¿No tendría más sentido simplemente comer menos azúcar para que los niveles de azúcar suban menos, y así necesitar menos medicación?

Los medicamentos tienen efectos secundarios y cuestan dinero. Y lo peor es que es posible que ni siquiera eviten algunas de las complicaciones asociadas con la diabetes debido a que la causa raíz del problema no se ha abordado, solo los síntomas.

Cualquier médico y cualquier dietista que trabaje con personas con diabetes de tipo 2 lo confirmará: nuestros pacientes normalmente no mejoran con el tiempo. Más bien lo contrario. Tener niveles de azúcar perfectos con multitud de medicamentos, incluida la insulina, es falsamente tranquilizador.

Morir de un ataque al corazón con los niveles de azúcar perfectos no es el objetivo.

Decir a los pacientes que consuman muchos carbohidratos, incluso si son naturales y sanos, y luego tener que obligarlos a tomar medicamentos para controlar lo que hacen los carbohidratos dentro del cuerpo es absurdo.

Por qué una dieta equilibrada no es una buena idea

Los nutricionistas: Las enfermedades crónicas no son causadas por el azúcar ni la grasa, sino por un exceso de alimentos transformados y ultratransformados que son ricos en grasas, azúcar y sodio. Tenemos que dejar de intentar aislar un nutriente y buscar una dieta equilibrada.

Nuestra respuesta: Volvemos a repetir, la mayoría de los productos de cereales en la guía alimentaria son precisamente eso: transformados y ultratransformados. ¿Qué deberíamos pensar de este producto, que solía obtener el sello de aprobación de la Asociación Estadounidense del Corazón? Está hecho con cereales integrales.

No tan equilibrado

Al decir “comer equilibradamente”, deduzco que nos referimos a comer de acuerdo con la Guía canadiense de alimentos. ¿Cómo es que comer más del 65 % de la ingesta de comida en forma de carbohidratos, tal como se recomienda, es algo “equilibrado”?

¿Y dónde están los datos científicos que respaldan las recomendaciones hechas por la guía? ¿Dónde están esos famosos estudios a largo plazo y estudios controlados aleatorizados que indiquen que comer bajo en grasas y alto en carbohidratos es la forma más saludable y más segura para todos en este planeta? Busca todo lo que quieras, no encontrarás ninguno.

Dándole a la gente las pautas incorrectas

Los nutricionistas: La salud no se trata solo de cantidades de nutrientes, sino de adoptar hábitos saludables a nivel mundial.

Mi respuesta: No me gusta nada este razonamiento. Y a ti tampoco debería gustarte. Déjame traducirlo:

Si actualmente no estás sano, es decir, si tienes sobrepeso, diabetes de tipo 2, hipertensión o gota, una enfermedad cardiovascular, fatiga crónica o dolor crónico, incluidas migrañas, Alzheimer o hígado graso, etc., es porque TÚ no has adoptado hábitos saludables. Es tu culpa. Tienes lo que mereces.

No podría ser porque estás comiendo de acuerdo con la guía. No podría ser porque estás siguiendo los consejos que te dieron los profesionales de la salud. No podría ser porque te hicimos creer que todo se trata de calorías dentro/calorías fuera, y por lo tanto, necesitas hacer mucho más ejercicio y reducir las calorías para tener un peso saludable. Te dimos una solución bastante simple. Si aún estás enfermo después de eso, es claramente TU fracaso.

Solo por las risas, la próxima vez que mi esposo quiera cocinar algo, le daré los ingredientes y las instrucciones incorrectas. Cuando la receta falle, le culparé y le haré sentir que es un mal cocinero, y que él es responsable de que tengamos hambre esa noche.

Había más afirmaciones de ese tipo en la carta. Podría escribir un libro completo de réplica solo con esa carta. Pero más allá de estar molesta por la simplicidad de sus argumentos y el hecho de que sus declaraciones no están respaldadas por pruebas científicas, me entristece la falta general de apertura y curiosidad científica. Me encantaría trabajar con nutricionistas para enseñar sobre la alimentación baja en carbohidratos a los pacientes que estén interesados ​​en probarla. Estoy convencida de que a los nutricionistas les encantaría obtener los resultados que obtenemos en nuestro consultorio.

Al final, sin embargo, lo más absurdo es probablemente involucrarse en un tira y afloja entre profesionales de la salud que son proalimentación baja en carbohidratos y profesionales de la salud que son antialimentación baja en carbohidratos, cuando la verdadera cuestión debería ser conseguir que todas nuestra guías de alimentación y recomendaciones nutricionales estén basadas en pruebas científicas, sin ninguna influencia de personas que tengan intereses financieros en ellas.


Dra. Èvelyne Bourdua-Roy

Más

La dieta cetogénica para principiantes

LA dieta baja en carbohidratos para principiantes

Anteriormente con la Dra. Bourdua-Roy

  • Cuando los "atajos peligrosos" en realidad están respaldados por la ciencia
  • La crisis de salud actual y las pautas de alimentación de Canadá
  • Las especialidades de siembra de semillas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores