Son los fármacos para la diabetes como hacer malabares, ¿hay una forma mejor?

Gente haciendo malabares

Es complicado.

En la medicina convencional, controlar la diabetes no es para los débiles de espíritu. Los médicos deben tener en cuenta qué combinación de medicinas conseguirá el equilibrio correcto. Para los no iniciados, este esfuerzo puede sonar abrumador.

El último jueves, dos artículos de MedPage Today, cada uno cubriendo un aspecto diferente de este puzle, llegaron a nuestra mesa.

MedPage Today: El error más grande la FDA ha cometido

MedPage Today: El vinculo entre el inhibidor SGLT2 y la amputación

En el primer artículo, el Dr. Milton Packer habla de la búsqueda inicial del control estricto de la glucosa sanguínea para minimizar el daño microvascular a largo plazo en los ojos, nervios y riñones de pacientes con diabetes. Sin embargo, los médicos pronto se dieron cuenta de que la primera prioridad debe ser la salud cardiovascular, ya que un episodio cardiovascular es el riesgo más significativo e inmediato para los pacientes.

Como consecuencia, en 2008, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. obligó a que todas los nuevos medicamentos para la diabetes sean probados para sus efectos cardiovasculares. En retrospectiva, esta decisión estaba basada en información errónea (el “error más maravilloso”) que parecía indicar un aumento significativo de ataques al corazón cuando los pacientes tomaban un medicamento oral llamado Rosiglitazona para reducir los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, después de una investigación más detallada, esta conexión parecía más cuestionable, estudiar los efectos cardiovasculares de los medicamentos para la diabetes ha sido informativo:

[L]os ensayos dieron resultados espectacularmente informativos. Algunos medicamendos que redujeron la glucosa sanguínea en realidad evitaron la incidencia de muerte cardiovascular, ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares e insuficiencias cardiacas. Pero lo que es casi igual de importante, los ensayos también mostraron que algunos medicamentos que reducen la glucosa no tuvieron beneficios para los episodios cardiovasculares, y que algunos aumentaron el riesgo de insuficiencia cardiaca. Tristemente, los medicamentos que reducen la glucosa con menos beneficios para el corazón y los riñones son los que más a menudo recetan los médicos (escribí sobre esto en el American Journal of Medicine en julio).

Así que vemos que es más complicado que solo controlar los niveles de azúcar en sangre: diferentes medicamentos tienen diferentes puntos fuertes y puntos débiles.

El segundo artículo habla de los datos contradictorios en cuanto a una clase de medicamentos llamados inhibidores SGLT2. Aunque estos medicamentos mejoran el control de la glucosa sanguínea y han mostrado cierto beneficio cardiovascular, hay algunas evidencias de que pueden aumentar el riesgo de amputaciones.

Los médicos deben hacer malabares para compensar entre los factores cardiovasculares, el daño microvascular y el costo. Además, siempre hay riesgo de episodios de hipoglucemias peligrosas o incluso potencialmente mortales si el azúcar en sangre se controla de forma muy estricta. Es un puzle caro y necesita un control intensivo.

Si el control convencional de la diabetes está plagado de medicamentos, efectos secundarios no bienvenidos, riesgos cardiovasculares y más preguntas que respuestas, parece lógico preguntar si hay una manera mejor de tratar la diabetes. Quizás es por eso que la revista Pediatrics nombró un artículo sobre el control de la diabetes de tipo 1 con menos medicinas y una dieta cetogénica como el “mejor artículo de 2018”.

Pediatrics: Control de la diabetes de tipo 1 con una dieta muy baja en carbohidratos

En el artículo, los autores hablan de un control glucémico excepcional con menos episodios adversos. Esto es revolucionario —casi sin precedentes— para pacientes con diabetes de tipo 1, que necesitan algo de insulina para su salud.

Afortunadamente, con la enfermedad mucho más común, la diabetes de tipo 2, los pacientes pueden a menudo eliminar de forma completa la medicación (y su costo y efectos secundarios) a la vez que reducen los niveles de glucosa sanguínea. Múltiples ensayos respaldan esta afirmación. No esperes. Nuestras guías a continuación te pueden ayudar a empezar.

Anteriormente

La Asociación Americana de Diabetes se equivoca… otra vez

La carga económica de la obesidad y la diabetes

Diabetes de tipo 1 y dieta baja en carbohidratos: una gran combinación

Guías

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores