Sopa cremosa de brócoli y puerro baja en carbohidratos

Sopa cremosa de brócoli y puerro baja en carbohidratos

Esta sopa baja en carbohidratos es una comida a la que siempre se pude recurrir. Sirve para cualquier situación. Puede ser un almuerzo, una cena, un plato principal o un aperitivo. Y le sientan de lujo los acompañantes extra, ¡como estas papas fritas de queso!

Sopa cremosa de brócoli y puerro baja en carbohidratos

Esta sopa baja en carbohidratos es una comida a la que siempre se pude recurrir. Sirve para cualquier situación. Puede ser un almuerzo, una cena, un plato principal o un aperitivo. Y le sientan de lujo los acompañantes extra, ¡como estas papas fritas de queso!
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • 1 1 puerropuerros
  • 10 oz. 300 g brócoli
  • 8 oz. 225 g (225 ml) queso crema
  • 3 tazas 750 ml agua
  • 3 oz. 75 g mantequilla o aceite de oliva
  • ½ taza 120 ml albahaca fresca
  • 1 1 diente de ajodientes de ajo
  • sal y pimienta
Papas de queso
  • 4¼ oz. 120 g queso cheddar o queso edam
  • ½ cdta. ½ cdta. paprika molida

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Aclarar bien el puerro y picarlo finamente, tanto la parte verde como la blanca. Cortar la cabeza del brócoli y cortar en rodajas finas. Dividir el resto del brócoli en cogollos más pequeños y reservar.
  2. Colocar el puerro y la cabeza del brócoli en rodajas en una olla y cubrirlos con agua. Sazonar y llevar a ebullición durante unos minutos a fuego alto hasta que el tallo del brócoli se pueda atravesar fácilmente con un cuchillo.
  3. Añadir los cogollos y el ajo. Bajar el fuego y cocinar a fuego lento unos minutos, hasta que el brócoli esté verde brillante y tierno.
  4. Añadir queso crema, mantequilla o aceite de oliva, pimienta negra recién molida y albahaca. Mezclar con una batidora hasta obtener la consistencia deseada.
  5. Si la sopa es demasiado espesa, diluirla con agua. Si quieres que tenga una consistencia algo más espesa, añadir un toque de crema para batir. Servir con muffins de huevo o papas fritas de queso.

Papas fritas de queso

  1. Cubrir una asadera grande y con bordes con papel de horno. Rallar el queso y colocar montoncitos con la cuchara sobre el papel. Dejar 2,5 cm entre los montoncitos de queso.
  2. Cubrir cada montoncito de queso con paprika.
  3. Hornear a 200 °C (400 °F) hasta que el queso se haya derretido, aproximadamente 5-6 minutos. Disfrutarlo con una sopa o como aperitivo.

¡Consejo!

Añade diferentes hierbas y especias a los montoncitos de queso para tener diferentes tipos de sabores. El orégano, un toque de pimienta de cayena, tomillo fresco o romero pueden hacer que estas papas sean únicas y totalmente irresistibles.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por