Salsa a la huancaína con coliflor

Salsa a la huancaína con coliflor

Inspirada en la cremosa salsa peruana, hemos adaptado la receta para hacerla baja en carbohidratos, pero sin sacrificar nada del sabor que la hace famosa.

Salsa a la huancaína con coliflor

Inspirada en la cremosa salsa peruana, hemos adaptado la receta para hacerla baja en carbohidratos, pero sin sacrificar nada del sabor que la hace famosa.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • 2 cda. 2 cda. mantequilla con sal
  • 2 2 diente de ajo pequeños picadosdientes de ajo pequeños picados
  • ¼ ¼ cebolla blanca pequeña picadacebollas blancas pequeña picada
  • pimiento anaranjado o amarillos, limpios y picadospimientos anaranjados o amarillos, limpios y picados
  • 1 1 habanero, limpiado y picadohabaneros, limpiado y picado
  • ¼ taza 60 ml (60 g) queso crema
  • 2 cda. 2 cda. (15 g) queso mozzarella rallado
  • 1 cda. 1 cda. queso ricotta
  • ½ cdta. ½ cdta. sal, o al gusto
Para servir
  • 20 oz. 590 g (1,3 litros) coliflor, separada en ramilletes y cocida al vapor
  • 2 2 huevo duros cortados en mitadeshuevos duros cortados en mitades
  • 6 6 aceitunas negras picaditas
  • 4 4 ramitos de perejil fresco
  • 1¾ oz. 50 g lechuga iceberg, cortada en tiras

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Calentar la mantequilla en una sartén a fuego bien bajo.
  2. Agregar el ajo y cebolla a la sartén y remover. Cocer tapada hasta que la cebolla empiece a tornarse translúcida (unos dos minutos).
  3. Agregar los pimientos y el habanero y mezclar bien. Tapar de nuevo y cocer hasta que los pimientos empiecen a ablandar (unos 5 minutos).
  4. Retirar del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  5. Verter esta mezcla (incluyendo el líquido que hayan soltado los pimientos) en el vaso de la licuadora.
  6. Agregar los quesos y licuar hasta que obtengas una salsa espesa y sin ningún grumo. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  7. Servir el coliflor, colocar encima medio huevo hervido, y bañar todo con la salsa.
  8. Adornar con las aceitunas picadas y ramitos de perejil. Servir junto a la lechuga.

¡Consejos!

Este plato se come frío o a temperatura ambiente y sabe mejor aún al día siguiente, es perfecto para refrigerar y comer al otro día.

La salsa huancaína se puede servir con una gran variedad de comidas; prueba nuestra sugerencia o déjate llevar por tu creatividad. Sabe mejor aun el día siguiente, cuando los sabores han tenido tiempo de madurar.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por