Revuelto italiano keto de repollo

Revuelto italiano keto de repollo

Esta receta es una exquisitez campestre. Una combinación de repollo ácido, suculenta albahaca y sabrosa carne de res que se derrite en la boca. Es una receta cetogénica en todo su esplendor.

Revuelto italiano keto de repollo

Esta receta es una exquisitez campestre. Una combinación de repollo ácido, suculenta albahaca y sabrosa carne de res que se derrite en la boca. Es una receta cetogénica en todo su esplendor.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • 25 oz. 750 g repollo verde
  • 513 oz. 150 g mantequilla
  • 20 oz. 600 g carne molida de res
  • 1 cdta. 1 cdta. sal
  • 1 cdta. 1 cdta. cebolla molida
  • ¼ cdta. ¼ cdta. pimienta
  • 1 cda. 1 cda. vinagre de vino blanco
  • 1 cda. 1 cda. concentrado de tomate
  • 2 2 diente de ajo, finamente picadosdientes de ajo, finamente picados
  • 3 oz. 90 g puerro, finamente cortadospuerros, finamente cortados
  • ½ taza 120 ml albahaca fresca
  • 1 taza 225 ml (200 g) mayonesa o crema agria, para servir

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Cortar el repollo finamente con un rallador de queso, un cuchillo afilado o en un procesador de alimentos.
  2. Freír el repollo en más o menos la mitad de la mantequilla (o de forma alternativa, en aceite de oliva) en una sartén grande o wok a fuego medio durante unos 10 minutos o hasta que esté blando.
  3. Añadir vinagre, sal, cebolla en polvo y ají. Remover y freír durante 2-3 minutos o hasta que esté bien mezclado. Reservar el repollo salteado en un tazón.
  4. Calentar el resto de la mantequilla o el aceite en la sartén. Añadir el ajo y los puerros y saltear durante un minuto.
  5. Añadir la carne y continuar friendo hasta que quede bien hecha. Saltear hasta que la mayoría del líquido se haya evaporado.
  6. Añadir pasta de tomate y mezclar bien. Bajar el fuego un poco y añadir el repollo que reservamos y albahaca fresca. Remover hasta que esté bien cocinado.
  7. Condimentar y servir con una cucharada de crema agria o mayonesa y quizá incluso una ensalada verde.

¡Consejo!

Hay un motivo por el que se le llama “crack slaw” en inglés. ¡Es muy adictivo! ¡Puedes hacer el doble y congelarlo para cuando te vuelvas a tener ganas de más!


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por