Crema de calabaza

Crema de calabaza

Cada país la llama de una manera diferente: auyama, zapallo, curcubita o ayote. Es la maravillosa calabaza, deliciosa y muy baja en carbohidratos. En América Latina la servimos durante todo el año y en diferentes preparaciones. Hoy la convertimos en el ingrediente principal de una sedosa y colorida sopa que es siempre bienvenida en nuestras mesas.

Crema de calabaza

Cada país la llama de una manera diferente: auyama, zapallo, curcubita o ayote. Es la maravillosa calabaza, deliciosa y muy baja en carbohidratos. En América Latina la servimos durante todo el año y en diferentes preparaciones. Hoy la convertimos en el ingrediente principal de una sedosa y colorida sopa que es siempre bienvenida en nuestras mesas.
EE.UU.Métrico
8 porciónporciones

Ingredientes

  • 2 cda. 2 cda. mantequilla
  • 1 1 cebolla blanca picadacebollas blancas picada
  • 3 3 tallos de cebollín en ruedas
  • 6 tazas 1,5 litros (750 g) calabaza en cuboscalabazas en cubos
  • 6 tazas 1,5 litros agua
  • 2½ cdta. 2½ cdta. sal
  • 3 cdta. 3 cdta. (10 g) eritritol u otro sustituto del azúcar
  • ½ taza 125 ml crema para batir
  • 1 cdta. 1 cdta. jengibre fresco rallado
  • 1 1 naranja, la ralladuranaranjas, la ralladura
  • cilantro fresco para decorar

Instrucciones

Las instrucciones son para 8 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. En una olla, derretir la mantequilla y sofreír la cebolla picada hasta que esté transparente. Incorporar el cebollín y sofreírlo ligeramente.
  2. Incorporar la calabaza en cubos y el agua. Llevarla a un hervor, luego reducir el fuego y cocinar durante 20 minutos sin tapar la olla.
  3. Cuando la calabaza esté suave, procesar en la licuadora y llevar la sopa nuevamente a la olla.
  4. Incorporar la sal, el sustituto del azúcar y la crema de leche. Cocinar durante 5 minutos más.
  5. Retirar la olla del fuego y añadir el jengibre rallado y la ralladura de naranja.
  6. Servirla bien caliente y, si lo deseas, decorarla con hojitas de cilantro fresco.

¡Consejos!

Cuando cortes la calabaza, reserva las semillas y prepara con éstas un delicioso y crujiente snack. Simplemente sofríelas en una sartén con apenas un poquito de aceite de oliva. Agrégales sal y pimentón rojo molido. Verás que a todos les encantará.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por