Cazuela cremosa cetogénica de pescado

Un plato de pescado blanco bañado en una salsa cremosa se vuelve aún más sabroso con el toque salado de alcaparras y la frescura de brócoli y verduras de hojas verdes. ¡Imposible encontrar una cena más fácil que esta maravilla todo en uno!
Un plato de pescado blanco bañado en una salsa cremosa se vuelve aún más sabroso con el toque salado de alcaparras y la frescura de brócoli y verduras de hojas verdes. ¡Imposible encontrar una cena más fácil que esta maravilla todo en uno!

Ingredientes

4 porciónporciones
EE.UU.Métrico
  • 2 cucharadas 2 cucharadas aceite de oliva
  • 1 lb 450 g brócoli
  • 6 6 cebolletacebolletas
  • 2 cucharadas 2 cucharadas alcaparras pequeñas
  • 16 oz. 30 g mantequilla, para engrasar la asadera
  • 1½ lbs 700 g pescado blanco, en tamaño de porciones individuales
  • 1¼ tazas 300 ml crema para batir
  • 1 cucharada 1 cucharada mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita 1 cucharadita sal
  • ¼ cucharadita ¼ cucharadita pimienta negra molida
  • 1 cucharada 1 cucharada perejil seco
  • 3 oz. 90 g mantequilla
For serving
  • 513 oz. 150 g verduras de hojas verdes

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Precalentar el horno a 200°C (400°F).
  2. Separar el brócoli en ramitos pequeños, incluyendo el tallo. Pelar el tallo con un cuchillo afilado o un pelador de papas si es muy áspero.
  3. Freír el brócoli en aceite a fuego medio por 5 minutos hasta que se vuelva suave y dorado. Salpimentar.
  4. Añadir las cebolletas, finamente picadas, y las alcaparras.Freír otros 1-2 minutos más y meter las verduras en una asadera engrasada.
  5. Colocar el pescado entre las verduras.
  6. Mezclar el perejil, la crema para batir y la mostaza. Verter la mezcla sobre el pescado con verduras. Coronar con lonchas de mantequilla.
  7. Hornear por 20 minutos o hasta que el pescado esté cocinado completamente y se descascare fácilmente con un tenedor. Servirlo así o con una ensalada verde sabrosa.

¡Consejo!

Puedes darle un poco de variedad usando salmón o atún (fresco o congelado) en vez del pescado blanco. La trucha funciona de maravilla también si no tienes acceso a salmón. O si odias el brócoli, puedes substituir coles de Bruselas, espárragos, calabacín o champiñones. Si usas tu imaginaación, nunca te aburrirás de esta cena todo en uno.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por