Albóndigas suecas

Albóndigas suecas

Caseras. Suculentas. Tradicionales. Este plato es tan auténticamente sueco, que lo encontrarás en el menú de IKEA. ¡Se tarda menos en preparar que en ensamblar los muebles!

Albóndigas suecas

Caseras. Suculentas. Tradicionales. Este plato es tan auténticamente sueco, que lo encontrarás en el menú de IKEA. ¡Se tarda menos en preparar que en ensamblar los muebles!
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

Albondigas
  • ½ ½ cebolla amarillacebollas amarillas
  • 1 lb 450 g carne molida de res o carne de cerdo molida o una mezcla
  • 4 oz. 110 g queso crema
  • 1 1 huevohuevos
  • 1 cdta. 1 cdta. sal
  • 1 pizca 1 pizca pimienta
  • 1 pizca 1 pizca pimienta de Jamaica molida
  • 3 cda. 3 cda. mantequilla
Salsa de crema
  • 1¼ tazas 300 ml crema para batir
  • 2 oz. 50 g queso crema
  • 1 cda. 1 cda. salsa de soja tamari (opcional)
  • sal y pimienta

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Rallar o cortar la cebolla finamente y poner en un tazón con la carne molida. Añadir los otros ingredientes y mezclar bien.
  2. Humedecerte las manos y rodar la mezcla hasta armar albóndigas de unos 2,5 cm de diámetro.
  3. Añadir mantequilla a una sartén y freír las albóndigas a fuego medio hasta que estén completamente hechas.

Salsa de crema

  1. Cocinar la crema y el queso crema en una olla. Mezclar los jugos restantes de la sartén que has usado para cocinar las albóndigas. Para conseguir una salsa menos espesa, diluir con un par de cucharadas de agua.
  2. Añadir salsa de soja si prefieres una salsa con un color más oscuro y sabor más salado.
  3. Bajar el fuego y dejar hervir a fuego lento durante unos minutos o hasta que alcance la consistencia deseada. Salpimentar.

Coliflor y arándanos rojos

  1. Hervir los cogollos de coliflor en agua ligeramente salada hasta que se ablanden. Machacar suavemente con un tenedor en trozos gruesos para servir.
  2. Calentar las arándanos rojos o arándanos en un par de cucharadas de agua. Llevar a ebullición. Hervir a fuego lento durante aproximadamente 10 minutos. Machacar suavemente usando un tenedor. Añadir una pequeña cantidad de miel u otro edulcorante; lo suficiente como para quitarle el amargor a las bayas.

¡Consejo!

Los arándanos rojos son un alimento básico en la cocina escandinava. Crecen en áreas boscosas y el sabor es similar a los arándanos, pero no tan amargos.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por