Albóndigas italianas de pollo con salsa de crema y brócoli

Disfruta de esta versión de pollo con estos sabrosos bocaditos. Llévatelas a la boca directamente desde la sartén. Saborea el tomate, la albahaca y el parmesano... sin rellenos como las migas de pan. ¡Lo que las albóndigas estaban destinadas a ser!
Disfruta de esta versión de pollo con estos sabrosos bocaditos. Llévatelas a la boca directamente desde la sartén. Saborea el tomate, la albahaca y el parmesano... sin rellenos como las migas de pan. ¡Lo que las albóndigas estaban destinadas a ser!
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • 113 lbs 600 g carne molida de pollo
  • 1 1 huevohuevos
  • 2 oz. 50 g queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita 1 cucharadita sal
  • ½ cucharadita ½ cucharadita pimienta negra molida
  • 1 cucharadita 1 cucharadita albahaca seca
  • 16 oz. 30 g tomates secos en aceite
  • 1 cucharada 1 cucharada aceite de oliva o mantequilla
  • 1 lb 450 g brócoli
  • 4 cucharadas 4 cucharadas mantequilla para servir
Salsa de crema
  • 1¼ tazas 300 ml crema para batir
  • 1 cucharada 1 cucharada concentrado de tomate
  • 3 cucharadas 3 cucharadas albahaca fresca, finamente picada

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Mezclar los ingredientes para el pollo molido y armar 10-12 albóndigas grandes (por cada 450 gramos) con la ayuda de un par de cucharas. El pollo molido es más blando y flexible que la carne de res, así que es más fácil armar unas albóndigas perfectas. Simplemente hazlo lo mejor que puedas; se volverán más uniformes cuando las frías.
  2. Calentar un poco de aceite de oliva o mantequilla en una sartén antiadherente grande y añadir las albóndigas crudas. Debe haber un pequeño espacio entre las albóndigas. Dorar a fuego medio, dándole la vuelta a las albóndigas con frecuencia, hasta que estén doradas por todos lados. Lleva unos 15 minutos.
  3. Añadir crema y pasta de tomate. Cocer y dejar hervir a fuego medio durante 10 minutos. Salpimentar. Añadir albahaca fresca justo antes de servir.
  4. Hervir el brócoli en agua ligeramente salada durante unos minutos. Servirlo con una cucharada pequeña de mantequilla junto a las albóndigas de pollo y la salsa de crema.

¡Consejo!

No dudes en experimentar con otros sabores de albóndigas; ¡se nos ocurren aceitunas en cubitos, cebollas o piñones!

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por