Oferta y demanda: Por qué los alimentos grasos se están encareciendo

Alimentos altos en grasas encareciéndose

Según el The Wall Street Journal, los alimentos grasos se están encareciendo porque la grasa (bueno, la grasa buena) está de moda. Esta es la idea de este artículo, publicado el martes pasado en la sección “Mercados”.

The Wall Street Journal: Los aguacates y aceitunas son más caros porque la grasa está de moda

En cierto modo, es economía básica. Cuando la demanda de un alimento aumenta —en este caso, aguacates, mantequilla, aceite de oliva o salmón—, los precios aumentan mientras que los proveedores se esfuerzan por producir más. El artículo señala que los precios de estos artículos con grasa han subido hasta un 60 % en solo cinco años. A la larga, cuando la oferta responde al aumento de la demanda, los precios bajan.

¿Qué es lo que causa este aumento en la demanda? Las dietas con grasa. El autor del estudio lo explica:

Estos cambios reflejan los amplios cambios alimentarios de los últimos años. Muchas personas han pasado de comer dietas altas en carbohidratos y bajas en grasas a comer más alimentos altos en grasas naturales. Y los organismos gubernamentales y los nutricionistas están recomendando que la gente evite comer grasas industriales y margarinas, y en cambio coman más pescado, frutos secos y aceites saludables.

Pero se complica más. En nuestra economía global, nuevos mercados, como China, pueden empezar a comprar aguacates, por ejemplo, y afectar a los precios. Y la respuesta de la oferta puede ser lenta; piensa en la demora entre plantar olivares y la primera cosecha significativa.

Además, los productores tienen que hacer intercambios entre diferentes productos finales, lo que puede hacer que la oferta responda más despacio.

El consumo de mantequilla en todo el mundo subió un 13 % en cinco años en 2018, según el Departamento de Agricultura de EE. UU. China, Corea del Sur y Japón han aumentado las importaciones de mantequilla.

Según el Departamento de Agricultura de EE. UU., los ganaderos en Nueva Zelanda y Europa han aumentado la cantidad de leche que producen desde 2012. Pero debido a que la producción de mantequilla deja mucha leche descremada —para la que los precios han sido bajos— los beneficios han sido menos atractivos para el queso y la crema, limitando qué tanta mantequilla están dispuestos a producir los fabricantes…

La demanda de algunos tipos de mantequilla “está por las nubes”, dijo Grant Watson, director del servicio global de restauración en Fonterra Co-operative Group Ltd., el mayor exportador de productos lácteos del mundo. Esto ha llevado a lo que él llamó “un reinicio estructural en el precio de la mantequilla”.

A medida que las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas continuan ayudando a cada vez más personas, deberíamos esperar ver algunas alteraciones que pueden traducirse en precios más altos. Confiamos que con el tiempo los precios se suavicen.

Mientras tanto, ¡disfruta de lo que se ahorra al no tener que comprar packs de refrigerios y bebidas energéticas a lo largo del día!

Anteriormente

AHA: Céntrate en alimentos sanos, no en la variedad

¿Podrían los productos lácteos enteros ayudarte a vivir más tiempo?

Keto