Mi primer veneno: en contra de los alimentos infantiles procesados

alimentos infantiles procesados

“Mi primer veneno” es el nombre llamativo de una campaña creada por la ONG Justicia Alimentaria para acabar con los alimentos procesados para bebés.

La ONG subraya que estos productos, vendidos como “saludables”, son altamente procesados y contienen mucho azúcar. Un informe que se publicó el mes pasado por Justicia Alimentaria observa que la cantidad media de azúcar en las papillas analizadas era de entre 21 y 23 g de azúcar por 100 g.

Parte de la campaña es un video de YouTube que saca a la luz la falta de valor nutritivo de los potitos, y un artículo reciente de 20 minutos observa:

Hablamos -atención- de un mercado de 500 millones de euros y que, según muchos, ha conseguido convertir los potitos en el ‘fast food’ infantil

Ojalá esta campaña ayude a concienciar al público sobre la importancia de ser crítico con el marketing de los productos alimentarios y volver a una alimentación para bebés basada en alimentos naturales y auténticos.

20 minutos: “Mi primer veneno”: campaña contra las papillas, potitos y otros alimentos infantiles procesados

Anteriormente

México: ¿las regulaciones de publicidad chatarra para niños están fallando?

¿Cómo evitar que los niños se conviertan en adictos a la comida?

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores