La naturaleza de la conexión entre la obesidad y la diabetes

IMC y diabetes tipo 2

¿Puede la obesidad causar diabetes o cardiopatias? Si no es así, ¿cómo están relacionadas? Hay preguntas en busca de respuestas, y una pequeña pieza de este puzle encontró su sitio la semana pasada.

Una nueva revisión sistemática y metanálisis publicado en JAMA Network Open es el primer agrupamiento de datos de metanálisis de estudios llevados a cabo con la técnica llamada aleatorización mendeliana1, que usa marcadores genéticos y cálculos numéricos para imitar un ensayo clínico.

Cleveland Clinic Newsroom: El análisis clínico de la Cleveland Clinic vincula la obesidad con la diabetes y las enfermedades coronarias

Las aleatorizaciones mendelianas son una evidencia de relación causal menos confiable que los ensayos clínicos aleatorizados, pero son mucho menos caros de llevar a cabo, y son mejores evidencias que los estudios observacionales. Los autores del estudio explican:

La aleatorización mendeliana ofrece una oportunidad de estudiar las asociaciones sin los muchos sesgos inherentes de los estudios epideomológicos. Así que la aleatorización mendeliana puede rellenar los huecos de evidencias al minimizar los valores de confusión si las variables están distribuidas de forma aleatoria y equitativa en la población de interés.

¿Qué hallaron los investigadores?

En esta revisión sistemática y metanálisis de casi 1 millón de participantes, la obesidad estaba asociada con la diabetes de tipo 2 y las enfermedades coronarias, pero no con los accidentes cerebrovasculares… Lo que significa que la obesidad puede aumentar el riesgo subsecuente de diabetes y contribuir a desenlaces cardiovasculares, y por lo tanto debería seguir siendo un tema importante de las iniciativas de salud pública.

De forma más específica, cada aumento de cinco puntos en el IMC aumentó el riesgo relativo de un diagnóstico de diabetes de tipo 2 en un 67 %, una conexión considerable. Para las enfermedades coronarias, la asociación no fue tan fuerte: cinco puntos de aumento del IMC aumentaron el riesgo relativo de enfermedad coronaria en solo un 20 %. Los autores de este análisis señalan que los estudios de aleatorización mendeliana no prueban causalidad. Sin embargo, respaldan una relación causal.

Es la pieza del puzle, y es consistente con la evidencia que se muestra en el editorial de la revista BMJ esta semana, titulado “El problema en aumento de la diabetes”. En él, la redactora jefe Fiona Godlee escribe:

La pérdida de peso es fundamental para el control de la diabetes y puede llevar a su remisión, pero una vez conseguida puede ser difícil de mantener. En lo que puede ser un ensayo aleatorizado revolucionario, Cara Ebbeling y sus compañeros hallaron que el gasto de energía era mayor cuando la gente llevaba una dieta baja en carbohidratos durante el mantenimiento de peso. La gente puesta de forma aleatoria en una dieta alta en carbohidratos tuvo concentraciones más altas de la hormona grelina, de la que se piensa que reduce el gasto energético.

En Diet Doctor creemos que los estilos de vida bajos en carbohidratos son parte de la solución de la cada vez más acuciante carga de la diabetes de tipo 2 en todo el mundo. Varios metanálisis de ensayos clínicos aleatorizados muestran que los regímenes bajos en carbohidratos reducen la necesidad de medicación para la glucosa en sangre a la vez que mejoran los marcadores de salud como la HbA1c y la presión sanguínea.

Anteriormente

La Asociación Americana de Diabetes se equivoca… otra vez

No todo el tejido adiposo (graso) es igual

Nuevo importante estudio: una caloría no es una caloría

Guías

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

La dieta cetogénica para principiantes

  1. Para más información sobre las aleatorizaciones mendelianas, Gary Taubes dio una buena explicación de cómo funcionan estos análisis eneste artículo de MIT Technology Review.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores