La carga económica de la obesidad y la diabetes

economic burden of obesity
A finales de la semana pasada, el Instituto Milken, un centro de estudios sin ánimo de lucro y sin afiliación política, publicó un informe sobre los costes económicos reales de la obesidad y el sobrepeso en los Estados Unidos. Este informe, a diferencia de muchas otras estimaciones, incluye tanto los costos directos de la atención médica causados por la obesidad y el sobrepeso, como los costos indirectos asociados a la pérdida de productividad que sufren los pacientes y sus empleadores. El número total es asombroso: 1,72 billones de dólares al año.

Ars Technica: Una nueva estimación del enorme costo de la obesidad en los EE.UU.

Como todas los cálculos de este tipo, esta cifra es sin duda incorrecta, ya que se basa en muchos supuestos y datos subyacentes imperfectos. Sin embargo, su magnitud debería servir como llamada de atención a los responsables de las políticas sanitarias, especialmente a los que están en condiciones de invertir en iniciativas preventivas de salud pública.

En el documento de síntesis del informe, los autores del Milken Institute escriben:

Debido a que la obesidad y el sobrepeso son los principales factores de riesgo de una amplia gama de enfermedades crónicas, el aumento de su prevalencia en todo el país tiene implicaciones importantes para la salud y el bienestar de la población. El coste de la obesidad y de las enfermedades crónicas en las que es un factor contribuyente ha alcanzado cotas económicas récord. En 2016, las enfermedades crónicas motivadas por el factor de riesgo de la obesidad y el sobrepeso fueron de 480.700 millones de dólares en costos directos de atención de la salud en los EE.UU., con un extra de 1,24 billones de dólares en costos indirectos debido a la pérdida de productividad económica. El costo total de las enfermedades crónicas debidas a la obesidad y el sobrepeso fue de 1,72 billones de dólares, lo que equivale al 9,3 por ciento del producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos. La obesidad como factor de riesgo es, con diferencia, el mayor contribuyente a la carga de las enfermedades crónicas en los Estados Unidos, representa el 47,1 por ciento del costo total de las enfermedades crónicas en todo el país.

Según el informe, los costos causados por la obesidad de los cinco principales contribuyentes son los siguientes:

Enfermedad
Hipertensión
Diabetes (tipo 2)
Osteoartritis
Dolor de espalda crónico
Alzheimer y demencia vascular
Total de las cinco principales
Costo anual
$462 mil millones
$335 mil millones
$302 mil millones
$256 mil millones
$106 mil millones
$1,461 billones

¿Qué tan precisas son estas cifras? Si nos fijamos en una sola enfermedad crónica afectada por el sobrepeso y la obesidad —la diabetes— vemos que la estimación de Milken, 335 mil millones de dólares en costes totales relacionados con la obesidad al año, es superior a la de la Asociación Americana de Diabetes, que estima que el costo anual es de 327 mil millones de dólares para todos los estadounidenses con diabetes. Así que la estimación del Instituto Milken es relativamente alta. Sospechamos que el objetivo de su informe no es la precisión, sino representar la magnitud del problema.

Por separado, pero también la semana pasada, el analista de políticas sanitarias, el Dr. Paul H. Keckley redactó un informe titulado “El coste y el impacto de la diabetes de tipo 2: recomendaciones políticas para una epidemia de salud pública creciente” (ten en cuenta que este informe fue financiado por Atkins Nutritionals, Inc. por lo que debe interpretarse con cautela). El informe dice:

Si el 20 % de los 30 millones de personas que padecen [diabetes de tipo 2] en Estados Unidos hicieran este cambio alimentario [pasarse a una dieta baja en carbohidratos], que causaría una reducción de la HbA1c del 1 %, los ahorros para el sistema de salud de Estados Unidos serían de al menos 10.200 millones de dólares anuales.

Puedes ver la sencilla infografía, aquí.

En términos de imperativos políticos, Keckley recomienda cambios en las recomendaciones alimentarias que favorezcan la alimentación baja en carbohidratos, así como una campaña de educación en salud pública diseñada para concienciar a los ciudadanos sobre “las terapias nutricionales que se dirigen a poblaciones diversas, incluyendo a los prediabéticos… y equiparlos para que eviten consejos nutricionales engañosos, contradictorios y confusos”.

¡Suena prometedor!

Mientras esperamos que los legisladores cambien las directrices oficiales, no dudes en compartir nuestro sitio con amigos y familiares. Nuestro objetivo en Diet Doctor es empoderar a la gente de todo el mundo para revolucionar su salud.

Milken Institute: La crisis de obesidad de Estados Unidos: los costes sanitarios y económicos del sobrepeso

Paul Keckley: El coste y el impacto de la diabetes de tipo 2: recomendaciones políticas para una epidemia de salud pública creciente

Anteriormente

El Dr. Ludwig en el NYT: El precio de la obesidad en Estados Unidos

Siete estados tienen tasas de obesidad por encima de 35 % en EE. UU.

Guías

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores