Investigadores de EE. UU. estudian la relación entre el azúcar, la insulina, keto y el cáncer

Ilustración 3d de una célula cancerosa en el proceso de mitosis

El innovador trabajo del Dr. Lewis Cantley, investigador estadounidense de cáncer, que relaciona la dieta cetogénica con un medicamento anticáncer, está recibiendo una amplia cobertura en la prensa médica.

El Dr. Cantley, que trabaja en la unidad de investigación médica Weill Cornell Medicine en Nueva York, lidera un programa de investigación que combina un potente medicamento anticáncer con la dieta cetogénica en un esfuerzo por privar a las células cancerosas de la glucosa e insulina que necesitan para crecer y propagarse. Los detalles de su trabajo, ahora en fase de ensayo clínico en mujeres con cáncer de endometrio, apareció en un reportaje en The Medical Express esta semana.

Medical Express: Cada vez surgen más pruebas de la gran conexión entre el azúcar y el cáncer (en inglés)

Hace varios años, Cantley descubrió una enzima especial llamada PI 3-quinasa, que algunos llaman “el interruptor maestro del cáncer”. Según señala el artículo:

Resultó que el gen que codifica la PI 3-quinasa es el gen que provoca cáncer en humanos que muta con más frecuencia. En los años posteriores al revolucionario descubrimiento del Dr. Cantley, este gen ha estado implicado en hasta un 80 por ciento de los cánceres, incluidos los de mama, cerebro y vejiga.

Gracias a este descubrimiento, se baraja a Cantley como uno de los aspirantes al premio Nobel de medicina. Ahora, además, Cantley y su equipo han creado medicamentos que inhiben la PI 3-quinasa. Sin embargo, su investigación también descubrió que, a pesar de la capacidad del nuevo medicamento de inhibir la PI 3-quinasa, la presencia continua de un nivel alto de insulina multiplica el crecimiento del cáncer. ¿Cómo podemos reducir los niveles de insulina? ¡Con la dieta cetogénica!

Su innovador trabajo, en el que los inhibidores de la PI 3-quinasa combinados con una dieta cetogénica lograron reducir el cáncer en ratones, recibió una importante cobertura en la destacada revista Nature en julio de 2018. Ahora el trabajo se encuentra en la fase de ensayos clínicos en humanos.

El pasado diciembre, el Dr. Bret Scher escribió sobre esta prometedora vía de investigación en una columna para Diet Doctor. El artículo del Dr. Scher era un resumen de un artículo más largo escrito por el Dr. Siddhartha Mukherjee, famoso oncólogo y autor, para la revista The New York Times, que también describe el innovador trabajo del Dr. Cantley. Mukherjee fue uno de los coautores que trabajaron junto con Cantley en la publicación de la revista Nature, y es un destacado investigador clínico que ha participado en ensayos clínicos de la dieta keto combinada con el inhibidor de la PI 3-quinasa.

Diet Doctor: Destacado oncólogo estudiará potencial de “keto + medicinas” para el cáncer

The New York Times Magazine: Es hora de estudiar si llevar ciertas dietas puede ayudar a sanarnos (en inglés)

El Dr. Scher dijo lo siguiente sobre el trabajo y la participación de Mukherjee:

Es maravilloso que vaya a llevarse a cabo este mediático ensayo, sobre todo con un investigador al frente que es curioso y abierto de mente. El conocimiento es poder, y poner el foco de atención y los recursos mediáticos sobre el potencial de las dietas cetogénicas como terapia adyuvante para el cáncer es, sin duda, una buena noticia.

Un segundo artículo en las noticias médicas de la semana pasada relata cómo un equipo de investigadores, entre los que se encuentran investigadores posdoctorales que habían estado trabajando en el laboratorio de Cantley en Weill Cornell Medicine, ha descubierto que el jarabe de maíz alto en fructosa aumenta el crecimiento de tumores intestinales en modelos de cáncer de colon en ratones. El crecimiento del cáncer fue independiente de la obesidad del ratón.

El estudio se publicó la semana pasada en la prestigiosa revista Science. Aunque el equipo de autores concluyó que los resultados son demasiado tempranos para explicar el crecimiento del cáncer en humanos “estos estudios en ratones respaldan la hipótesis de que una combinación alimentaria de glucosa y fructosa, incluso en dosis moderadas, puede aumentar la oncogénesis (crecimiento del tumor)”.

Infosalus: El jarabe de maíz rico en fructosa estimula el crecimiento de tumores intestinales en ratones.

Science: El jarabe de maíz alto en fructosa aumenta el crecimiento de tumores intestinales en ratones (en inglés)

En resumen, aunque se necesita mucha más investigación, las investigaciones innovadoras sobre el cáncer están teniendo un papel destacado en la actualidad, ya que nos ayudan a entender mejor el papel de la glucosa y la insulina en el crecimiento del cáncer, y usan la dieta cetogénica como un complemento potencialmente efectivo para las nuevas terapias contra la enfermedad.

DD_ketofood_mobile_blue2

La dieta keto para principiantes

Aquí aprenderás cómo seguir una dieta keto basada en comida real. Tienes guías básicas, recetas, menús y un sencillo programa de inicio de 2 semanas, todo lo que necesitas para triunfar con keto.

Anteriormente

Cambiar los azúcares puede mejorar los resultados del cáncer

La dieta cetogénica y el cáncer cerebral

Ayuno, limpieza celular y cáncer: ¿hay alguna conexión?

Destacado oncólogo estudiará potencial de “keto + medicinas” para el cáncer

Keto

2 comentarios

  1. María José
    Es muy interesante y reveladora la relación de la glucosa y el cáncer, desde Otto Warburg (Nobel de Fisiología-Medicina en 1931) hasta las recientes investigaciones del bioquímico Cubano Ernesto Prieto Gratacós, se va cerrando el círculo del origen metabólico del cáncer. Gracias por vuestra dedicación.
  2. Ana
    Hola mi nombre es Ana PAULA.... llevo intentando entrar en ketosis por casi dos meses y no lo he logrado. Estoy haciendo a la par ayuno intermitente diario 16-8 y produzco muy poca cantidad de cetonas.
    Mi historia baja en carbohidratos empezó por que hace un año fui con una DRA que me dijo que tenía un desorden metabólico que mi cuerpo no quemaba grasas.....
    Pero después de un año y dos meses intentando entrar en ketosis mi grasa es altisisisisima, igual que cuando me la midió la doctora 34% ( hace 13 años tenia 14%) sin embargo no me considero obesa ni mucho menos (quisiera perder 6 kilos).
    Hace 5 años tuve una embolia
    cardio pulmonar masiva, y tomó 100 mg de aspirina4 veces por semana y anticoagulantes ocasionalmente.
    Sigo los menús que me sugieren e incluso con menos carbohidratos.
    Se les ocurre algo que pueda hacer?
    Gracias
    Me encanta ser parte de diet doctor. Gracias a todos

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores