Insulina, antes salvadora, ¿ahora mortal?

Comprobando su nivel de glucosa

Antes de que tuviéramos insulina, la gente con diabetes de tipo 1 moría mucho más a menudo. No hay ninguna duda. La insulina ha sido una salvadora para las personas con diabetes de tipo 1. Pero, ¿y la gran mayoría de los pacientes con diabetes en el mundo que tienen diabetes de tipo 2?

Un reciente estudio parece indicar que es más probable que la insulina dañe más que ayude.

Northwestern Now: Dos tipos de medicamentos para diabetes de tipo 2 vinculados a un mayor riesgo de cardiopatías

Como escribimos anteriormente, escoger las medicaciones para controlar la diabetes de tipo 2 es un trabajo complicado. Los doctores se enfrentan a un desafío diario de tratar de controlar los niveles de azúcar en sangre de una forma que también se reduzcan los ataques al corazón, las amputaciones y los fallecimientos. No todos las medicaciones cumplen este objetivo. Y resulta que la insulina puede ser la peor.

Un reciente ensayo en JAMA Open Network ha analizado de forma retroactiva más de 137.000 historias médicas de pacientes con diabetes de tipo 2 que habían empezado una “segunda línea” de medicamento antidiabetes, básicamente cualquier medicamento aparte de metformina. Los autores del estudio buscaron cualquier asociación entre el medicamento que se inició y el riesgo del primer episodio cardiaco.

El análisis usó inhibidores de la dipeptidil-peptidasa 4 (DPP-4) (como Januvia) como control porque tradicionalmente no han mostrado beneficio ni riesgo cardiaco en anteriores estudios. Los autores descubrieron una ligera reducción del riesgo con agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1) (como Byetta), y no diferencias significativas con inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2) (como Jardiance o Invokanna).

Sin embargo, merece la pena mencionar que el análisis encontró un aumento significativo de riesgo de episodios cardíacos con sulfonilureas (como glipzida y gliburida) y el aumento mayor con terapia con insulina. Para ser justos, este fue un ensayo observacional que no demuestra causalidad. Sin embargo, debe señalarse que el riesgo relativo para la insulina era de más de 2,0 (más del doble del riesgo del grupo de control), el valor de corte habitual para que un hallazgo observacional merezca una atención significativa.

La parte más interesante de este estudio es que los dos medicamentos que incrementaron el riesgo cardíaco aumentaron la cantidad de insulina circulante. Aunque este estudio no prueba que aumentar los niveles de insulina incremente el riesgo cardíaco, sí que recalca la potencial importancia de un tratamiento de diabetes que no aumente los niveles de insulina.

Lo que este estudio no mencionó es que el mejor tratamiento que encaja en esa descripción es una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas. Y si en vez de estudiar una segunda línea de medicación antidiabetes, ¿pudiéramos evitar la necesidad de medicamentos desde el principio? Ahí es donde la potencia de la dieta baja en carbohidratos ha empezado y continuará revolucionando el control de las enfermedades impulsadas por los carbohidratos.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Anteriormente

Son los fármacos para la diabetes como hacer malabares, ¿hay una forma mejor?

¿Miden los pacientes con diabetes de tipo 2 los niveles de glucosa demasiado a menudo?

Dificultades para poder pagar la insulina

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores