¿Has escuchado alguna vez a tu médico usar la palabra “deprescribir”?

Prescripción de medicamentos

He sido médico durante más de 20 años. Puedo decir que nunca la escuché en la facultad de medicina, durante la residencia ni en la beca de investigación, y nunca he escuchado a un colega usarla. ¿Cuál es el motivo?

Nuestra cultura médica está demasiado centrada en prescribir medicamentos para atenuar los síntomas o hacer que las cifras de las analíticas se vean mejor. El resultado es que con frecuencia no vemos si el medicamento de verdad nos ayuda a conseguir una mejor salud.

Un reciente artículo en express.co.uk nos da esperanza de que estamos empezando a cambiar esta situación.

Express: Los médicos de familia intentan detener la amenaza del consumo abusivo de píldoras

El artículo explica cómo cientos de médicos de atención primaria en el Reino Unido están uniendo fuerzas para hacer hincapié de forma pública sobre la importancia de los cambios de hábitos en vez de recetar medicamentos. Nunca es lo suficientemente pronto para que llegue un movimiento como este.

En los EE.UU., por ejemplo, se calcula que el 60 % de la población adulta toma un medicamento recetado y el 15 % toma más de cinco. Esto es a pesar de que la alimentación y el ejercicio son igual o más efectivos que los medicamentos para tratar afecciones comunes como la depresión y la hipertensión.

Un ejemplo aun mayor es la prescripción de estatinas para reducir el colesterol. El estudio del Reino Unido citó 11 millones de prescripciones en 2007, con un aumento hasta 37 millones en 2017 de esolo la atorvastatina. Esto es a pesar de que tratar a 217 personas durante cinco años con estatinas solo previene un ataque al corazón.

Dicho de otra manera, 216 de las personas que tomaban estatinas no se beneficiaron, pero aun así tenían la posibilidad de sufrir efectos secundarios, además del costo y la inconveniencia de tomar el medicamento. Según esas cifras, hace tiempo que haber revaluado el uso de estatinas.

Y para demostrar que ningún medicamento es completamente seguro, incluso la aspirina es más complicada de lo que pensábamos. Estudios recientes en NEJM mostraron que la aspirina no tiene un beneficio general para la prevención primaria en personas con diabetes, y dos estudios no demostraron beneficios para las personas mayores de 70 años.

¿Qué conclusión podemos sacar de esto? Es alentador que grupos de médicos estén hablando a favor del estilo de vida y no de los medicamentos como tratamiento de primera línea. En combinación con el creciente conjunto de pruebas de que las dietas bajas en carbohidratos pueden revertir la diabetes de tipo 2, el movimiento que aboga por menos prescripciones permite a los médicos centrarse en lo que realmente funciona: la nutrición, la actividad física, la higiene del sueño, el control del estrés y otras prácticas esenciales de un estilo de vida saludable.

La próxima vez que veas a tu médico, pregúntale cuándo fue la última vez que usó la palabra “desprescribir”. Con suerte, con sólo hacer la pregunta, ayudarás a tu médico a usar esa palabra con más frecuencia en el futuro. ¡Es un movimiento al que apoyo!

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Anteriormente

¿Son los bajos carbohidratos el mejor tratamiento para revertir la diabetes?

¿Es la medicina moderna una amenaza para la salud pública?

¿El colesterol causa cardiopatías? Un nuevo estudio dice que no

Guías

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

La dieta baja en carbohidratos para principiantes

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores