¿Es 2020 el año para un cambio real en las recomendaciones alimentarias?

Atkins diet

Un nuevo estatuto para el desarrollo de las Recomendaciones Alimentarias para los Estadounidenses en 2020 significará más diversidad y nuevas perspectivas para el comité que asesora a los Departamentos de Agricultura y Salud y Servicios Humanos sobre el contenido de las recomendaciones alimentarias.

The Nutrition Coalition, una organización sin fines de lucro dedicada a asegurar que la política de nutrición de Estados Unidos se base en datos científicos rigurosos, es prudentemente optimista en cuanto a que esto podría proporcionar cambios significativos a las nuevas recomendaciones, cuya publicación está programada para dentro de unos dos años.

The Nutrition Coalition: La USDA traerá más diversidad y nuevas opiniones al comité de guías

Según un análisis de The Nutrition Coalition, el comité asesor de 2015 que ayudó a escribir la versión más reciente de las recomendaciones estaba dominado (11 de 14) por miembros que habían publicado trabajos indicando que favorecían las dietas vegetarianas a base de plantas, bajas en grasas animales; muchos incluso habían desarrollado sus carreras promoviendo este tipo de alimentación. La selección de un grupo asesor más variado reduciría al mínimo el riesgo de sesgo en las recomendaciones.

The Nutrition Coalition señala que la epidemia de la obesidad en los Estados Unidos comenzó en 1980, cuando se publicaron por primera vez las Guías Alimentarias para los estadounidenses. Así que su preocupación por las recomendaciones basadas en ciencia débil se fundamentan en los pobres resultados de salud experimentados durante las décadas siguientes:

Se necesitan nuevos enfoques para entender por qué nuestras recomendaciones han fracasado durante 40 años en la lucha contra las enfermedades relacionadas con la alimentación. Como Fiona Godlee, redactora jefe de una de las revistas médicas más antiguas del mundo, The BMJ, dijo en 2016: Dado el creciente número de víctimas de la obesidad, la diabetes y las cardiopatías, y el fracaso de las estrategias existentes para avanzar en la lucha contra estas enfermedades, existe una necesidad urgente de proporcionar asesoramiento nutricional basado en datos científicos sólidos”.

O, como dijo Albert Einstein: “No podemos solucionar nuestros problemas con el mismo pensamiento que usamos cuando los creamos”.

Colette Heimowitz, vicepresidenta de nutrición y educación de Atkins Nutritionals, también espera un cambio significativo en las Guías Alimentarias de 2020 para los estadounidenses. Atkins incluso ha nominado a algunos expertos para que sean considerados para un puesto en el comité asesor.

Food Navigator: Atkins presiona a a los reguladores para que reconsideren los beneficios potenciales de una dieta baja en carbohidratos para algunos estadounidenses

Heimowitz señaló que ya ha habido avances en términos de la aceptación generalizada de que hay sitio para la alimentación baja en carbohidratos:

Lo suavizaron un poco, pero el hecho de que [la Asociación Americana de Diabetes] dijera que [una dieta baja en carbohidratos] era una opción viable para un enfoque terapéutico, creo que es muy importante. Es un gran paso…

No le estoy pidiendo al Comité Asesor de la Dieta [Comité Asesor de recomendaciones] que le dé la vuelta a la pirámide de alimentos, eso es pedir demasiado. Solo quiero que reconozcan que es una opción viable. Eso es lo que espero”.

Nosotros en Diet Doctor esperamos que la corriente principal también reconozca el poder de comer bajo en carbohidratos. ¡Se podría empodarar a tanta gente para revolucionar su salud!

Anteriormente

Las dietas bajas en carbohidratos consiguen un sitio en la mesa

El Dr. Ludwig en el NYT: El precio de la obesidad en Estados Unidos

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores