“En una radical guerra contra la obesidad, Chile acaba con Tony el Tigre”

merlin_132824360_af81c08a-e321-47ed-afad-986ef6e7ac8b-superJumbo-1600×1066

Chile ha introducido una estrategia realmente ambiciosa con una medida para transformar la forma en que los ciudadanos comen y luchan contra la epidemia de obesidad:

Desde que se promulgó la ley alimentaria hace dos años, obligó a gigantes multinacionales como Kellogg a eliminar a los icónicos personajes de dibujos animados de las cajas de cereales azucaradas y prohibió la venta de dulces como Kinder Sorpresa, que usan baratijas para atraer a los consumidores jóvenes. La ley prohíbe la venta de comida chatarra como helados, chocolate y papas fritas en escuelas chilenas y prohíbe que dichos productos sean publicitados durante programas de televisión o en sitios web dirigidos a un público joven.

El Observador: La pelea de Chile contra la comida chatarra

Algunos consideran que cualquier intervención del gobierno en las vidas de las personas es inadecuada. Y es cierto que su trayectoria (cuando se trata de nutrición) es bastante mala. Pero la comida chatarra azucarada puede tener que ser regulada como el tabaco. El daño que causa a la salud pública es al menos probablemente igual de grande. Así que será interesante ver los resultados de esta estrategia chilena.

Antes

Niños saludables en Mendoza, Argentina

Por qué “todo en moderación” es un consejo dietético pésimo

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores