Dieta baja en carbos supera a la dieta alta en carbos para diabéticos de tipo 1

Nuevo estudio sobre diabetes de tipo 1

Como bien saben las personas con diabetes de tipo 1, hay muchos factores que influyen en la glucosa sanguínea que no tienen nada que ver con la alimentación: estrés, enfermedades, heridas o un mal funcionamiento de la bomba de insulina, por mencionar solo algunos.

Aunque muchos son inevitables, por suerte tenemos un control total sobre lo que comemos. Además, las investigaciones siguen demostrando que las personas con diabetes de tipo 1 que reducen los carbohidratos consiguen una glucemia más estable y una mejora de la salud metabólica. La última en hacerlo ha sido un nuevo ensayo de unos investigadores daneses:

Diabetes, Obesity & Metabolism: Dieta baja o alta en carbohidratos para la diabetes de tipo 1: un estudio de 12 semanas aleatorizado, abierto y con grupos cruzados (en inglés)

En este estudio se asignó al azar a adultos con diabetes de tipo 1 una dieta alta en carbohidratos (250 gramos al día) o a una dieta baja en carbohidratos (menos de 100 gramos al día) durante 12 semanas. Tras un período de lavado, siguieron la otra dieta durante un segundo período de 12 semanas.

Un dietista orientó a los voluntarios sobre ambas dietas y creó menús adaptados a las pautas de carbohidratos para cada grupo. Sin embargo, solo se facilitaron ejemplos de fuentes de grasas y proteínas, pero ningún consejo respecto a qué tipo o cantidad de grasas o proteínas consumir.

El criterio de interés principal fue la cantidad de tiempo que su glucemia se mantuvo entre 70 y 180 mg/dL (3,9 y 10 mmol/L) —el intervalo ideal de glucemia de acuerdo a la Asociación Estadounidense de Diabetes— según los datos de una monitorización continua de la glucemia.

Si bien no hubo diferencias importantes en el criterio principal de valoración durante las dos intervenciones dietéticas, al comer bajo en carbohidratos los voluntarios:

  • pasaron considerablemente menos tiempo con una glucemia por debajo de 70 mg/dL (3,9 mmol/L) y presentaron una glucemia con menos variabilidad que al comer alto en carbohidratos
  • necesitaron aproximadamente la mitad de insulina prandrial que cuando siguieron la dieta alta en carbohidratos
  • bajaron un promedio de 2 kg (4,4 lb) al final del estudio. Sin embargo, al comer alto en carbohidratos ganaron 2,7 kg (5,9 lb) de media, a pesar de que ambas dietas se concibieron para mantener el peso
  • presentaron una ligera reducción de la presión arterial. Por el contrario, la presión arterial aumentó durante la fase alta en carbohidratos
  • presentaron un ligero aumento del colesterol HDL

De las 14 personas que participaron en el estudio, cuatro lo abandonaron, incluida una que llevó la dieta baja en carbohidratos durante 12 semanas y “no pudo soportar la idea de comer 250 gramos de carbohidratos al día” y otra que quería evitar los picos de glucemia que tenía después del desayuno con la dieta alta en carbohidratos

Aunque este estudio demuestra que una dieta moderadamente baja en carbohidratos es mejor que una alta en carbohidratos, las posibles razones por las que la glucosa permaneció una cantidad parecida de tiempo dentro del intervalo ideal pueden ser las siguientes:

  1. No se registró qué tipo de carbohidratos se consumieron. En vez de consumir la mayoría de los carbohidratos no almidonados y de digestión lenta como verduras, legumbres, frutos secos y semillas, es posible que los voluntarios comieran cereales, frutas con alto índice glucémico y otros alimentos que tienen un efecto mucho mayor sobre la glucemia.
  2. No se registró qué tipo y qué cantidades de proteínas y grasas se consumieron. La proteína también aumenta la glucemia —aunque más lentamente y en menor medida que los carbohidratos— y hace necesario un bolo prolongado de insulina en las personas con diabetes de tipo 1, sobre todo al seguir una dieta baja en carbohidratos. Aunque es posible que se informara acerca de esto a los voluntarios, no se analizó; solo se mencionó el conteo de carbohidratos para calcular las dosis de insulina.
  3. El intervalo ideal fue muy amplio. Aunque no se publicaron datos de personas en concreto, pudo haber variado de persona a persona según su adhesión a la dieta. Se valoró que tanto una glucemia de 85 mg/dL (4,7 mmol/L) como otra de 179 mg/dL (9,9 mmol/L) cumplían casi de la misma forma el requisito de mantenerse dentro del intervalo ideal del criterio de interés principal.
  4. Los carbohidratos solo se redujeron ligeramente. Según un anterior estudio observacional —pero aun así impresionante— sobre una dieta muy baja en carbohidratos en personas con diabetes de tipo 1, es probable que si los carbohidratos se hubieran restringido aun más, el tiempo transcurrido en un intervalo de glucemia más reducido —p. ej. de 80 a 130 mg/dL (4,4 a 7,2 mmol/L)— en todo momento habría sido muy distinto en ambos grupos.

Estudio nuevo: excepcional control de la glucemia en diabéticos de tipo 1 (en inglés)

Mientras esperamos los resultados de los próximos ensayos que estudian los efectos de las dietas muy bajas en carbohidratos para la diabetes de tipo 1, es esperanzador comprobar que incluso una restricción moderada de carbohidratos puede conseguir niveles más estables de glucosa sanguínea y otros beneficios para la salud.

Anteriormente

Diabetes de tipo 1 y dieta baja en carbohidratos: una gran combinación

Son los fármacos para la diabetes como hacer malabares, ¿hay una forma mejor?

Seis principios para la autogestión exitosa de la diabetes de tipo 1

Alimentos bajos en carbohidratos

La dieta baja en carbohidratos para principiantes

Una dieta baja en carbohidratos implica comer menos carbohidratos y una proporción mayor de grasa. También se le denomina dieta baja en carbohidratos y alta en grasas o dieta cetogénica.

Videos con conceptos básicos

2 comentarios

  1. Sebastian
    Y la cetoacidosis? No recomendaría esta dieta en Diabéticos tipo 1. No hay problemas con el indice glucemico porque la insulina se inyecta. Pasa mas por las cantidades. Pero no bajaria de 130 g/dia
    Respuesta: #2
  2. Hola Sebastián
    El manejo en diabéticos tipo 1 con este tipo de alimentación es muy buena. Y si se tiene un monitoreo continuo de la glucosa (MCG), es aún mejor. Usar insulina para poder comer lo que es inapropiado sólo produce daño a largo plazo.
    Además de este artículo, te invito a visitar:
    Regular la diabetes tipo 1 con dieta baja en carbos
    También tienes en inglés en nuestra web:
    Nuevo estudio sobre manejo de la diabetes tipo 1 (en inglés)
    Y del Dr. Jason Fung:
    Manejo dietético intensivo: Diabetes tipo 1 (en inglés)

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores