¿Aumenta la carne el riesgo de muerte? Otra vez a lo mismo…

Carne fresca

Volvemos a lo mismo… Otro estudio más basado en datos erróneos y métodos de estudio de escasa calidad afirma que la carne roja mata. Esto ya ha ocurrido muchas veces, pero siguen presentes los mismos problemas. El estudio es básicamente irrelevante y no aporta nada para la gente que come bajo en carbos sobre los efectos de la carne roja para la salud.

CNN Español: Cambiar hábitos de comer carne podría significar una vida más larga, según estudio

El “novedoso” estudio publicado en la revista BMJ no es para nada un estudio nuevo. Se basa en datos extraídos del Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. Ambos estudios comenzaron en 1976 con un cuestionario inicial de frecuencia alimentaria. La versión más reciente de los datos se basa en un nuevo cuestionario de frecuencia alimentaria realizado en 1994 y un seguimiento de los voluntarios con cuestionarios adicionales cada cuatro años hasta 2010 (como hemos señalado antes, hay muchos problemas respecto a la fiabilidad de los cuestionarios de alimentación).

Y, de nuevo, los datos de referencia nos revelan una gran parte de la historia: las personas que comieron carne llevaron una “dieta menos saludable y más alta en calorías y alcohol; también era más probable que fueran menos activas físicamente, tuvieran un índice de masa corporal mayor y fueran fumadoras”. Cabe reconocer que el estudio observó la variación del consumo de carne y no el consumo de referencia, e intentó correlacionarlo con la mortalidad. Pero, de nuevo, nos quedamos sin saber los demás hábitos sanos o poco saludables de los voluntarios que modificaron (o no) el consumo de carne. El estudio no puede responder a estas preguntas.

Ahora echemos un vistazo a los datos. Aquí es donde las estadísticas del artículo empiezan a ser desconcertantes. Hay una enorme tabla que enumera los resultados según dos modelos diferentes dependiendo de lo que los autores “controlaron”, es decir, la edad, el uso de aspirina, tabaquismo, etc. La conclusión es que la amplia mayoría de los hallazgos estadísticos no fueron significativos y, cuando lo fueron, tuvieron un riesgo instantáneo minúsculo de 1,06 o 1,12. Recuerda que si es menor de 2,0 se trata de un hallazgo muy débil en el que otras variables probablemente dificulten la interpretación y posiblemente no sea causal. La mayoría de las asociaciones menores a un riesgo instantáneo de 2,0 NO siguen siendo válidas cuando se estudian en ensayos controlados aleatorizados de mejor calidad.

Y como normalmente ocurre en estos ensayos, el aumento en el consumo de carne procesada tuvo una asociación con la mortalidad ligeramente más alta (1,13) que el incremento con la carne no procesada (1,08). Según el criterio Bradford Hill, ambas son insuficientes para indicar un efecto realmente causal. Además, el estudio no informó del resto de la alimentación de estas personas. Ten en cuenta que una dieta rica en carne y rica en carbohidratos es muy diferente de una dieta moderada en carne y baja en carbohidratos. Este tipo de estudios nos dice muy poco sobre una dieta baja en carbos saludable si no se controlan los carbohidratos ni la calidad de la comida.

Hay que reconocerles que en el resumen los autores admiten que los datos no son unívocos, y hacen alusión a los estudios anteriores de consumo de carne y reconocen la diferencia entre los consumidores de los EE. UU., Europa y Japón:

El consumo de carne sin procesar solo estuvo asociada con la mortalidad en la población de Estados Unidos, pero no en la europea o asiática. Un reciente estudio japonés no encontró ninguna asociación sólida entre el consumo de carne roja y muerte por enfermedades cardiovasculares.

Así que, al final, nos queda otro estudio de baja calidad que intenta señalar un vínculo entre el consumo de carne y la mortalidad pero que, al analizarlo de forma crítica, aporta poco al tema de las dietas bajas en carbohidratos y su efecto en la salud. Es por eso que continuamos promocionando hábitos saludables y bajos en carbos y seguiremos analizando los nuevos estudios para asegurarnos de que los titulares sean acordes a los datos.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Anteriormente

Estudio muestra que la carne roja y la blanca aumentan las partículas LDL grandes

Carne roja y cáncer de colon: las pruebas son insuficientes

¿Cuánta proteína debes comer para una vida más larga?

Videos sobre colesterol

  • Colesterol en dietas low carb — Dr. Bret Scher y Dr. Nadir Ali
  • Colesterol en keto — Dave Feldman
  • Evitar y resolver las enfermedades crónicas modernas — Ivor Cummins

2 comentarios

  1. Maria
    Hola tengo una pregunta
    Sobre el Keto...
    Pq tengo hipertiroidismo y no se q puedo tomar o no y a parte estoy abrazada pero me gustaría perder un poco peso pero sin perjudicar mi bebé.
    P favor algen puede informar me.???
    Gracias un saludo Maria
  2. Maria
    Q puedo tomar y cuanto cantidad???
    Tengo hipertiroidismo.
    Gracias un saludo Maria

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores